El ministro de Defensa paquistaní dio crédito a una información publicada en un sitio web, desatando un roce entre potencias nucleares, informó el diario argentino Clarín.

Una prueba nuclear en el atolón de Bikini. Una noticia falsa llevó a Pakistán a amenazar a Israel con una ataque atómico./ ARCHIVO CLARIN

Una noticia falsa llevó al ministro de Defensa paquistaní a amenazar a Israel con un ataque nuclear. Para peor, el alto funcionario paquistaní hizo su advertencia vía Twitter.

Todo comenzó la semana pasada, cuando la página web AWDNews publicó un texto en el que citaba al ex ministro israelí de Defensa Moshe Yaalon, amenazando con destruir Pakistán.

“Si Pakistán envía tropas terrestres a Siria con cualquier pretexto, destruiremos ese país con un ataque nuclear (ministro de Defensa israelí)”, tituló AWDNews.

El ministro de Defensa de Pakistán, Khawaja Asif, que al parecer no verificó la veracidad de la información, cayó en la trampa y el viernes tuiteó: “El ministro de Defensa israelí amenaza a Pakistán con tomar represalias nucleares por su presunto papel en Siria contra el (grupo) ISIS: Israel olvida que Pakistán también es un Estado nuclear”.

El Ministerio de Defensa de Israel aclaró después (también) en Twitter que “la declaración atribuida al ex ministro de Defensa Yaalon (sobre) Pakistán nunca existió” y que “las informaciones a las que se refiere el ministro de Defensa paquistaní son enteramente falsas”.

Si bien no hubo una reacción oficial por parte del gobierno paquistaní a todo el malentendido, Asif aclaró luego en otro tuit que “el programa nuclear paquistaní es solo una disuasión para proteger nuestra libertad. Deseamos vivir en paz en nuestra región y más allá”.

Pakistán, un país de mayoría musulmana, no reconoce al Estado de Israel.

El cibersitio AWD ha sido catalogado por organizaciones expertas como un medio que se dedica a esparcir falsedades.

Israel mantiene una política de ambigüedad en cuanto a su poderío militar, ni confirmando ni negándolo. Pakistán se convirtió en una potencia nuclear en 1998.

El fenómeno de las noticias falsas o fake news cobró fuerza este año por su impacto en las elecciones presidenciales norteamericanas, lo que generó un fuerte debate acerca de la difusión de noticias sin control en las redes sociales.

Fuente: Clarín