El Ministerio de defensa de Rusia difundió desinformación sobre la localidad de la detención de los desertores militares ucranianos por los servicios especiales de Ucrania. Desde el principio en el ministerio informaron que los miembros del Servicio de Seguridad Nacional de Ucrania (SBU) supuestamente los detuvieron en Crimea y luego los llevaron a la región de Mykolaiv. Más tarde según una fuente anónima intentaron  rectificar la situación.

El servicio de prensa del Ministerio de Defensa de Rusia informó sobre “el secuestro de los militares rusos” el 21 de noviembre. Sin mencionar cómo los empleados del SBU podrían haberlo llevado a cabo en el territorio de la península ocupada.

Muchos medios rusos publicaron la noticia: Ukraina.ru, Vedomosti, MK.ru, Vzgliad y otros.

“Los empleados del SBU detuvieron y secuestraron ilegalmente del territorio de Crimea a la región de Mykolaiv a unos militares rusos: el práporshchik (un rango militar), Odintsov Maxim, y el sargento menor del servicio por contrato, Baranov Aleksandr”, cita al Ministerio la agencia TASS.

Скриншот Украина.ру

Ukraina.ru

En el SBU el 21 de noviembre informaron que los militares mismos cruzaron las fronteras. Sobre el asunto informaron los medios ucranianos, citando al SBU.

El día 22 de noviembre el representante del Estado Mayor de la Flota del Mar Negro, quien optó por el anonimato, dijo a la agencia de noticias TASS que la detención tuvo lugar en el territorio de Ucrania continental.

“En el punto de control “Dzankoi” los empleados del SBU a través de los testaferros atrajeron al práporshchik, Odintsov Maxim, y el sargento menor del servicio por contrato, Baranov Aleksandr, supuestamente para pasarles los documentos sobre la graduación en las universidades de Ucrania. Inmediatamente después de que cruzaron las fronteras de la Federación Rusa, los militares fueron detenidos por el SBU”, dijo la fuente de la agencia rusa.

El día 22 de noviembre el jefe del SBU, Vasyl Grytsak, en la rueda de prensa confirmó que los antiguos militares ucranianos fueron detenidos en la frontera administrativa con la Crimea ocupada (cruzaron el punto de control Chongar). Ellos intentaban comprar los diplomas de la universidad para poder alcanzar el rango de oficial (funcionario) de Rusia”.

Al mismo tiempo el Ministerio de defensa de Ucrania refutó la información sobre la operación del SBU en el territorio de Crimea.

Además el SBU mostró las copias de los pasaportes de los detenidos y el vídeo de la operación especial. Las fotos, vídeos e imágenes satelitales comprueban que la operación fue llevada a cabo en el territorio ucraniano.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha comentado la situación el 23 de noviembre dijo que los detenidos “fueron atraídos a varios metros y luego les llevaron”.