Los medios de información rusos y separatistas marginales informaron que la Aduana de Francia junto con Policía detuvieron un cargamento de órganos humanos de Ucrania

en el aeropuerto de París-Orly. El primer noticiero que difundió la falacia fue RusNext.

La noticia falsa fue republicada palabra por palabra también por NK.org.ua, Politikus.ru, ImperiyaNews.ru, Fishki.net, además en los blogs y las redes sociales.

NK.org.ua: «En Francia la Aduana detuvo un enorme cargamento de órganos humanos procedentes de Ucrania»

RusNext: «La ventana hacía Europa – La Aduana francesa detuvo un cargamento de órganos humanos procedentes de Ucrania»

Politicus: «Ucrania vende los órganos humanos»

RusNext menciona detalles ridículos: el cargamento contenía 200 tabiques nasales y la misma cantidad de los esfínteres externos del ano. Hay que señalar que ni el esfínter externo del ano ni tampoco el tabique nasal están incluidos en la lista de órganos que pueden ser trasplantados.

Pero los propagandistas dicen que supuestamente el valor total de estos órganos es de 4,04 millones de euros. Al mismo tiempo agregan que el encargo fue mandado de Ucrania a Arabia Saudí, pero acabó llegando a París, donde supuestamente fue detenido por una operación llevada a cabo por los policías franceses.

Es sorprendente que ningún medio de comunicación francés informó sobre un acontecimiento tan significativo. Tampoco pudimos encontrar un rastro de informes parecidos en las páginas oficiales de la Policía y Aduana de Francia.

La búsqueda en la página oficial de la Policía francesa

La búsqueda entre las noticias de la prensa francesa en Google

Los medios rusos afirman que el remitente fue el Hospital militar de Dnipro. StopFake habló con el subjefe del hospital, Viktor Pysanko.

“Eso no puede ser, nosotros nunca habíamos mandado órganos humanos por ningún lado. ¡Que tonterías!”, dijo Pysanko, cuando escuchó la noticia difundida por los medios rusos.

Con el destinatario se fueron más allá. La firma “L’abean” nunca fue registrada en las Islas Caimán —como afirman los propagandistas— pero varias veces ha surgido en Rusia, Moscú o Perm.

El nombre no es casualidad y —como cuenta el medio satírico Lurkmore— ya fue conocido entre las estafas de los años 90s (si lo lees al revés es una palabra obscena en ruso).

StopFake mandó solicitudes de información a la Aduana y Policía de Francia y también al aeropuerto Paris-Orly para que comenten sobre el asunto. Aún no obtuvimos respuestas.