Denigrar a Ucrania con desinformación

Fuente: EU vs. Disinfo

A medida que el enfrentamiento en torno al mar de Azov y al estrecho de Kerch se intensifica, también lo han hecho la desinformación y la retórica que denigra a los ucranianos y a su país en los medios de comunicación controlados por el Estado de Rusia.

El lenguaje denigrante puede también incluir desinformación; uno no excluye al otro.

El menosprecio de la Armada de Ucrania

El 25 de noviembre dos de los canales de televisión más vistos de Rusia informaron a sus audiencias que los tres buques ucranianos, que habían sido capturados por la parte rusa tras el choque naval en el mar de Azov, representaban un tercio de toda la Armada de Ucrania.

El presentador del Primer Canal, Piotr Tolstoy, quien es también el vicepresidente del parlamento ruso, dijo para su audiencia lo siguiente:

“Esta semana, aprendimos dos cosas importantes: primero resulta que Ucrania tiene una Armada. Más precisamente, solía tener una Armada, pero perdió un tercio de ella …»

El mismo domingo por la noche, pero en otro gran canal de televisión estatal rusa, Rossiya 1, el presentador y periodista sancionado por la UE, Dmitry Kiselyov, dijo casi lo mismo que su colega:

“Nuestros guardias fronterizos realizaron su tarea de manera brillante. Como resultado, todos están vivos, y ahora casi un tercio de la flota ucraniana activa se mantiene bajo arresto en [el puerto ruso de] Kerch. Ridículo. Aunque eso creó mucho ruido”.

Verificación de información por los periodistas independientes

The Insider, el medio de comunicación en línea independiente de Rusia, verificó estos intentos de menospreciar la Armada de Ucrania.

Incluso si Ucrania perdió el 80% de su armada como resultado de la anexión ilegal de Crimea por Rusia en 2014, no perdió un tercio de su armada restante en el choque del mar de Azov, sino solo un tercio de un tipo particular de buques, señala The Insider.

Los periodistas también encontraron la redacción de las dos declaraciones en la televisión estatal rusa de manera similar; esto sugiere que podría ser el resultado de la práctica de difundir narrativas coordinadas centralmente desde el Kremlin.

 Ridiculizan y deshumanizan a los ucranianos

Esta ridiculización de los marineros de Ucrania se hace eco de otros casos en que se ha utilizado la desinformación para mostrar a Ucrania como débil y dependiente. Habíamos observado la desinformación acerca de que los barcos ucranianos capturados son un regalo de los EE. UU., lo cual no es cierto, así como una historia sobre niños obligados a cavar trincheras para los soldados en Mariúpol.

Ucrania siempre está descrita por la propaganda rusa no como un Estado, sino como un mero territorio o un “Estado nazi”. Declaraciones como «no hay Ucrania» y que Ucrania «no puede considerarse como un Estado serio» se han expresado repetidamente en la televisión estatal rusa.

Anteriormente hemos mencionado ejemplos de desinformación deshumanizante: las denuncias de que los ucranianos roban la comida de las palomas para sobrevivir, historias sobre el comercio con órganos humanos y sobre cómo los estudiantes en Ucrania presuntamente se ven obligados a rechazar a familiares que viven en Rusia, etc.

La combinación de desinformación y lenguaje denigrante sirve como ejemplo de cómo Rusia utiliza la comunicación como una forma híbrida de agresión, que en este caso se integra en una confrontación militar con un país extranjero.

Fuente: EU vs. Disinfo