El canal de televisión TeleSur, mostrando los datos de la UNICEF de los niños afectados por dos años de la guerra que sigue en Donbás, dijeron que la representante de la UNICEF Giovana Barberis culpó a Kiev por la agresión contra Donetsk y Lugansk.

“La representante de la Unicef indicó que a pesar de las tensiones en la región y la agresión de las fuerzas militares de Kiev contra las regiones de Donetsk y Lugansk, el organismo ha brindado ayuda psicológica a más de 46 mil niños y ha capacitado a casi 5.000 maestros y psicólogos para identificar señales de angustia en los infantes”, fue escrito en la nota publicada el 19 de febrero de 2016 en la página de TeleSur.

Captura de pantalla de TeleSUR

Captura de pantalla de TeleSUR

Los datos sobre como en la guerra del este de Ucrania han sido afectados 580 mil de los niños son ciertos y también los pueden ver en un comunicado de prensa de la UNICEF del 19 de febrero.

El comunicado de prensa de la UNICEF del 19 de febrero de 2016

El comunicado de prensa de la UNICEF del 19 de febrero de 2016

Pero la representante de la UNICEF no dijo nada de “la agresión de las fuerzas militares de Kiev contra las regiones de Donetsk y Lugansk” ni en el documento difundido por la Unicef, ni tampoco en su briefing que había sido dado por teléfono para la prensa en Ginebra.

En la oficina de la UNICEF en Kiev a StopFake respondieron que Giovana Barberis no dijo esto.

«Este texto no se corresponde con la realidad”, respondieron a la pregunta de StopFake en la oficina de la UNICEF por la nota de TeleSur.

También la oficina de la UNICEF proveyó a StopFake con el audio completo de lo que dijo la representante de UNICEF el 19 de febrero en su briefing en Ginebra. Aquí pueden escuchar el discurso completo de la representante de la UNICEF:

“Por nuestra estimación alrededor de 580 mil niños son los más afectados, son niños que viven en los lugares no controlados por el gobierno ucraniano y también los que viven cerca de la línea del conflicto de ambos lados”, dijo la representante de la UNICEF Giovana Barberis en su briefing.