El noticiero Ukraina.ru informó que los militares que están en la zona de la Operación de Fuerzas Conjuntas se vieron obligados a apoyar a Petró Poroshenko en las elecciones presidenciales y no podían votar como querían. Citando a las milicias pro-Kremlin, afirman que a los centros de votación ya habían traído boletines llenados a favor de Poroshenko. Además, afirman que los centros de votación cercanos a la línea de división en el Donbás fueron creados para las falsificaciones. A los otros les quieren quitar la voz, concluyen los propagandistas.

En el comunicado de las milicias de Lugansk controladas por Rusia hay tres falacias: sobre los boletines, sobre la creación de los centros de votación para llevar a cabo las falsificaciones y sobre las supuestas provocaciones por parte del ejército ucraniano.

Ukraina.ru: «RPL – para los centros de votación del Donbás -donde votan los militares- ya han preparado los boletines llenos a favor de Poroshenko»

Lug-info: «El ejército de Ucrania contra al proceso de votación para proteger los intereses de Poroshenko, la milicia popular»

Para que el personal militar vote en la zona de combate, la Comisión Electoral Central de Ucrania y la Sede General crearon 79 centros de votación especializados, otros 14 centros de votación militares se establecieron en el extranjero y en hospitales del Ministerio de Defensa de Ucrania.

Según el servicio de prensa de la Operación de Fuerzas Conjuntas, se observó una alta participación en todos los departamentos especiales para votar. Desde la línea del frente, los militares fueron llevados con un método de rotación: mientras una parte del ejército está en posición, la otra vota. En todos los centros de votación para militares estuvieron los observadores internacionales que vigilaban el proceso electoral para no permitir fraudes o falsificaciones. No se registraron violaciones, según el servicio de prensa de la Operación de Fuerzas Conjuntas.

Los resultados de la votación en la primera vuelta del 31 de marzo en dichos centros de votación especiales militares mostraron que el comando, y aún más personalmente Petro Poroshenko, no ejerció presión sobre los militares. Según los datos, los combatientes de las Fuerzas Armadas de Ucrania dieron preferencia a Petro Poroshenko (9927 votos) y Volodimir Zelensky (9718).

ICTV: «Por quién votaron los militares de la OFC en las elecciones 2019»

Por los resultados de la Comisión Electoral Central presentados unos días más tarde, vemos que en las regiones de Donetsk y de Lugansk (ya que estamos hablando de los centros de votación cerca de la línea de división) se muestra que en total 89% votaron por Zelensky en Lugansk y el 87% en Donetsk. Lo que demuestra que no hay ninguna evidencia de las acusaciones de fraude, hechas el día de la votación.

Acerca de la información sobre la presencia de los boletines llenos, si tal cosa hubiera sucedido, tres instituciones responsables de la observación y la aplicación de la ley deberían denunciarlo: la Comisión Electoral de Distrito con representantes de la Comisión Electoral Central, representantes de todos los candidatos presidenciales y observadores oficiales. Los boletines se almacenan en bóvedas selladas, que están certificadas por los tres grupos de observadores, y su protección permanente está a cargo de la Policía Nacional. En este caso, simplemente se excluyen el fraude de que los boletines sean llenos antes del proceso de votación.

El último fake sobre presuntas provocaciones por parte de los militares ucranianos tampoco tiene fundamento alguno. Según el ejército ucraniano, el modo de fuego intensificado es arreglado precisamente por los ocupantes y por las pandillas controladas por Rusia.

Es interesante que el 31 de marzo los propagandistas rusos también publicaron noticias falsas sobre las provocaciones del ejército ucraniano. Aquí StopFake desmintió las falsedades.