El presidente del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Mark Milley, no hizo ninguna declaración sobre las pérdidas de las Fuerzas Armadas de Ucrania. Mark Milley dijo que, como resultado de los ataques rusos indiscriminados contra bienes civiles en Ucrania, decenas de miles de civiles murieron.

En el contexto de la exitosa contraofensiva del ejército ucraniano en la región de Járkiv, los medios rusos comenzaron a difundir una noticia falsa de que el Pentágono reconoció las enormes pérdidas de las Fuerzas Armadas ucranianas durante la guerra rusa contra Ucrania. Los medios pro-Kremlin, refiriéndose a las palabras del presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, aseguran que el Estado Mayor estadounidense supuestamente “estimó las pérdidas del ejército ucraniano en decenas de miles de soldados”.

«Las pérdidas del ejército ucraniano en el conflicto ucraniano cuenta con decenas de miles — el general de EE.UU.»- novorosinform.org

En realidad, los propagandistas rusos sacaron fuera del contexto y tergiversaron lo dicho por Milley durante una rueda de prensa del 8 de septiembre en la base militar Rammstein. Allí Milley habló sobre el enorme precio pagado por el pueblo de Ucrania para resistir la sangrienta agresión rusa. No se mencionaron las pérdidas de las Fuerzas Armadas de Ucrania, sino habló de decenas de miles de civiles fallecidos durante la guerra. Milley también recordó que casi 15 millones de ucranianos se han convertido en refugiados y Rusia continúa atacando la infraestructura civil crítica de las ciudades ucranianas.

«En este tiempo, en los últimos seis meses, los ucranianos han resistido ataques brutales en su capital y otras áreas urbanas importantes en todo el país. Han sufrido innumerables ataques con misiles y bombardeos de artillería. Han soportado los costes brutales de miles, decenas de miles de muertos y heridos. Muchos civiles han perecido debido a los ataques rusos indiscriminados. Hay casi 15 millones de refugiados y desplazados internos», cita la transcripción de la Defensa estadounidense.

Además, el secretario de defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin también dijo que las fuerzas de Putin siguen bombardeando a civiles. 

El terrorismo contra civiles es parte de la estrategia militar del Kremlin. La sangrienta invasión rusa causó asombrosas pérdidas entre la población civil de Ucrania. La Misión de Vigilancia de los Derechos Humanos de la ONU en Ucrania informó que, según datos del 4 de septiembre, Rusia mató e hirió a casi 14.000 ciudadanos ucranianos civiles. Del total de muertos y heridos, 761 personas son niños.

La ONU señala que la mayoría de los ucranianos murieron a causa de armas explosivas con un gran radio de ataque, incluidos bombardeos con el uso de artillería pesada y lanzacohetes múltiple, así como ataques con misiles y ataques aéreos. También se enfatiza que Rusia usa ampliamente las municiones en racimo, prohibidas por el derecho internacional.

Además, la ONU admitió anteriormente que las cifras sobre las muertes de ucranianos debido a los ataques rusos probablemente estén muy subestimadas, y el numero real de las muertes entre la población civil solo se aclarará después de la desocupación de las regiones ucranianas. Además, las estadísticas no incluyen a las víctimas de la agresión rusa asesinadas por el Kremlin en el período de 2014 al 24 de febrero de 2022.

A finales de agosto, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valeryi Zaluzhnyi, anunció que desde el comienzo de la invasión rusa a gran escala de Ucrania, unos 9.000 soldados ucranianos habían muerto en combate. A mediados de julio, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, declaró que las pérdidas del ejército ucraniano habían disminuido en comparación con el pico de las hostilidades en mayo-junio. Según Zelenskyy, unos 30 militares ucranianos mueren en el frente todos los días y otros 250 defensores resultan heridos.