Estados Unidos le proporciona a Ucrania un cuarto de billón de dólares para una «guerra en el Donbás», informaron los medios rusos, citando un proyecto de ley sobre los gastos para defensa de Estados Unidos para 2020. Según los propagandistas, el año que viene el Pentágono pretende utilizar a Ucrania como un «amortiguador militar» entre los Estados Unidos y Rusia. Los expertos rusos afirman que con un aumento de la asistencia financiera para Ucrania, el Congreso va a convertir a Ucrania en un «provocador contra Rusia». Además, los “analistas” dicen que EE.UU., en vísperas de la elección presidencial de 2020, quiere crear deliberadamente una amenaza externa (Rusia) para unir a la población del país.

KP.ru: «Estados Unidos le proporciona a Ucrania 250 $ millones para llevar la guerra en el Donbás»

Gazeta.ru: «Los planes de los EE.UU. acerca de Ucrania son peligrosos, experto»

RT en ruso cita en su nota al profesor de la Universidad Estatal de Moscú Andrey Manoylo: “Estos son planes muy peligrosos. Peligrosos principalmente por su consistencia. El aumento de la cooperación militar de los Estados Unidos con Ucrania lleva al hecho de que se está transformando en un amortiguador entre Rusia y el mundo occidental y convierten (a Ucrania) en un Estado-provocador».

Claro que en los artículos de los medios pro-Kremlin no vais a encontrar ningún enlace o referencias al proyecto de ley correspondiente sobre el presupuesto militar de Estados Unidos para 2020.

Según el documento presentado el 12 de junio para su consideración por la Cámara de Representantes (la cámara baja del Congreso de los Estados Unidos), el gobierno de los Estados Unidos realmente tiene la intención de proporcionar a Ucrania 250 millones de dólares para mejorar la esfera de la defensa del país. Sin embargo, este dinero no se destinará a la «guerra en el Donbás», sino al desarrollo de la esfera de seguridad y al soporte de inteligencia.

El presupuesto militar de los Estados Unidos para 2020

El enfoque principal de los EE.UU. será el fortalecimiento de las capacidades navales de Ucrania después de las acciones agresivas de Rusia en el estrecho de Kerch el 25 de noviembre de 2018. No se habla de «polígonos para la provocación» en el proyecto de ley. EE.UU. insiste en que son Ucrania y los países de la región del mar Negro los que necesitan protegerse de los ataques rusos en el mar.

El texto lo menciona de esta manera: “El Comité está preocupado por el ataque ruso a los barcos ucranianos en el estrecho de Kerch el 25 de noviembre de 2018 (…) Las acciones de Rusia representan una amenaza para la navegación legal en la región del mar Negro y para la soberanía del Estado de Ucrania. El Comité también está preocupado por la continua ocupación ilegal de Crimea por parte de Rusia. Por lo tanto, el Comité solicita al Secretario de Defensa y al Secretario de Estado que presenten un informe sobre la estrategia de Estados Unidos para contrarrestar las amenazas de Rusia en el mar Negro para la consideración de la Comisión de Defensa del Congreso y la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, a más tardar el 15 de octubre de 2019”.

Además de todo, los propagandistas rusos señalaron que la asistencia financiera estadounidense para Ucrania ahora es tres veces más baja que antes, mientras que Kyiv esperaba recibir 700 millones de dólares. Estos datos tampoco se corresponden con la realidad: EE.UU. asigna aproximadamente 700 millones de dólares a Ucrania (en total). Aunque los medios propagandísticos insisten en lo contrario, citando al embajador de Ucrania en Estados Unidos, Valery Chaly.

Ukrinform: «En 2020 EE.UU. aumentarán el apoyo militar para Ucrania, Chalyi»

El diplomático ucraniano dijo que la cantidad de ayuda a Ucrania de los Estados Unidos en 2020 superará los $700 millones, pero de esta cantidad el dinero se destinará no solo a la defensa del país (esto es $250 millones), sino también a reformas políticas y económicas. La asistencia de Estados Unidos será mayor que este año: en 2019, Kyiv recibirá $ 695 millones para reformas y defensa en general, informó el asesor económico de la embajada de Estados Unidos, John Schutte.