Medios de información rusos poco conocidos difundieron una noticia de que los países europeos supuestamente echan la culpa a Ucrania por la aparición del isótopo radionucleido «yodo-131» en la atmósfera de Europa.

Captura de pantalla de kp.ua: «Europa culpa a Ucrania del aumento de la radiactividad»

Captura de pantalla de rian.com.ua: «En Europa se observa misterioso brote de la radiactividad»

Por primera vez se registró el exceso de yodo-131 en Noruega en enero. En dos semanas las huellas del isótopo fueron halladas en Polonia, Chequia, España, Alemania y Francia.

El Instituto de Radioprotección y Seguridad Nuclear (IRSN) de Francia fue el primero de informar sobre estos cambios en la atmósfera.

El yodo-131 o el yodo radioactivo, también conocido como radioyodo, es un importante radioisótopo del yodo que tiene un periodo de semidesintegración de 8,02 días. Además se transporta fácilmente con el viento. La acumulación del radionucleido en el cuerpo humano puede conducir a la disfunción de la tiroides.

Las fuentes de contaminación de la atmósfera con yodo radiactivo pueden ser las plantas nucleares y la producción farmacéutica. Los expertos se inclinan a que es más probable que la fuente fuese la producción farmacéutica, que produce los medicamentos radiactivos.

Suponen que podría ser que el yodo-131 escapó a la atmósfera en algún lugar de Europa Oriental, pero en ningún lado echan culpa a Ucrania.

Tal información solo fue difundida por los medios rusos y prorusos: RIA Ucrania, Operline.ru, KP.ua, «Forum.msk.ru», Anna News  y otros.

Los periodistas de RIA supusieron que “la causa podría ser el accidente en una de las plantas nucleares de Ucrania, por un estado de emergencia en el sector energético”. Pero sus conclusiones no tienen ningún apoyo. Ellos además citan a The Independent Barents Observer sobre los supuestos “problemas de las plantas nucleares de Ucrania”, pero no pudimos encontrar la frase que habían citado en RIA. Es más, The Independent Barents Observer tiene como su misión el apoyo de la cooperación noruego-rusa y tiene versiones en inglés y ruso.

El medio “Operline» ilustró su nota sobre el asunto con una captura de pantalla de Deutsche Welle con el título “La catástrofe de la planta nuclear “Sur de Ucrania” es inevitable”.  StopFake no ha encontrado esta nota en el sitio web de Deutsche Welle, esta precisa nota, pero por las dudas habíamos mandado una pregunta a la redacción. Pues nos contestaron que nunca tuvieron el artículo con el título “La catástrofe de la planta nuclear “Sur de Ucrania” es inevitable”. El “Operline” ya cambió la imagen, pero aquí está la captura de pantalla:

operline.ru

Hay un detalle: cada vez que se les ocurre inventar una falacia sobre las plantas nucleares de Ucrania, en las notas figura el nombre de la empresa estadounidense Westinghouse. Combustible de esa compañía usan las plantas ucranianas como alternativa del combustible ruso.

En la Inspección Estatal de Regulación Nuclear para StopFake comentaron que en Ucrania no había ocurrido ningún accidente, que podría llevar al escape del yodo-131.