El MAE de Rusia, en sus informes y también a través de las cuentas de las embajadas rusas en México y Estados Unidos, dijo que está perseguida y que tales persecuciones han tenido lugar desde los últimos 5 años. Para ilustrar la noticia, utilizan un mapa de Ucrania sin Crimea. Al mismo tiempo, ni las organizaciones internacionales de derechos humanos ni los informes de organizaciones interconfesionales de Ucrania confirman esta información.

El informe del MAE de Rusia

Además, en su informe en inglés el MAE de Rusia menciona la historia sobre la supuesta deportación de un obispo Gedeon, que resultó ser falsa.

Hay que mencionar que los rusos hablan de la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Moscú que tiene numerosas parroquias en Ucrania. Tras la independización de la iglesia rusa y la autocefalía para la Iglesia Ortodoxa de Ucrania (la recibió desde Constantinopla), muchas parroquias empezaron a transferirse a la Iglesia independiente. Sin embargo, algunas hasta el momento quedan sometidas al patriarca de Moscú, Kirill.

La noticia sobre las supuestas persecuciones de los ortodoxos rusos en Ucrania también fue publicada por el medio propagandista Ukraina.ru.

Incluso la página web oficial de la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Moscú en Ucrania tiene el mapa del país con Crimea.

Además, el MAE de Rusia cita el vídeo hecho en inglés por el obispo de Baryshevka, Viktor Kotsaba. En el vídeo vemos el montaje de incidentes y es difícil determinar si ocurren precisamente contra los creyentes de la Iglesia Ortodoxa de Rusia en Ucrania.

Luego los diplomáticos rusos mencionan el incidente con el obispo Makarsky Gedeon (Iurii Jarón, por su nombre civil). Anteriormente, StopFake ya publicó la refutación hecha por The Insider, que desmintió la información sobre la presunta deportación del clérigo. Resultó que sería incorrecto hablar de deportación en este caso, ya que el clérigo no presentó un documento válido que otorgue el derecho de ingresar al territorio de Ucrania. Iurii Jarón tenía la ciudadanía rusa y estadounidense, mientras que la ciudadanía ucraniana fue obtenida con datos falsos e incumplidos. Recordemos que, según la ley ucraniana, no es legal tener la doble ciudadanía.

En los casos cuando una parroquia informa sobre actos de vandalismo o ataques, la policía habitualmente abre procedimientos sobre los incidentes. Incluso en ataques no numerosos culpan a los matones y jóvenes afiliados con la derecha; por lo tanto, no es correcto afirmar que las persecuciones las llevan a cabo las autoridades o el Estado ucraniano. La página web oficial de la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Moscú en Ucrania también informa sobre los casos de la violación de derechos de los creyentes.

Además, pocos casos fueron registrados en el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos entre mayo y agosto de 2018. Acerca de los ortodoxos del Patriarcado de Moscú dice lo siguiente:

“Durante el período del informe, el ACNUDH documentó seis ataques contra los templos de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú. Por ejemplo, el 5 de agosto de 2018 en Odesa, en la puerta principal de tres templos, se escribieron las palabras “El departamento del FSB”. La policía abrió un proceso penal en dos de estos incidentes”.

Eso fue la única mención de esta confesión, mientras que las siguientes páginas del informe las ocupaba la información sobre las violaciones contra los creyentes de distintas confesiones del cristianismo en los territorios ocupados por Rusia (en Crimea y en el Donbás).

Tras la autocefalía de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, muchas parroquias que anteriormente pertenecían al Patriarcado de Moscú ahora hacen transferencia para unirse con la Iglesia Ortodoxa de Ucrania. El medio RISU juntó todas en un mapa y, hasta el momento, son 2 catedrales y más de 400 parroquias que hicieron esa transición.

Mapa de las transiciones de las parroquias del Patriarcado de Moscú a la Iglesia Ortodoxa de Ucrania

Aparte de este hecho, a principios de febrero pasado el servicio de prensa del SBU (Servicio de Seguridad de Ucrania) informó que las quemas de iglesias del Patriarcado de Moscú están organizadas por las fuerzas de los servicios secretos de Rusia.

“Los empleados del SBU encontraron que los servicios de seguridad de la Federación Rusa y sus subordinados, llamados MGB RPL/RPD, están buscando personas que estén listas para incendiar edificios religiosos de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania del Patriarcado de Moscú por dos mil dólares estadounidenses. Bajo las condiciones de presentar las grabaciones de vídeo de actos criminales como informe, luego a un mercenario le prometen enviar dos mil dólares estadounidenses a una cuenta bancaria a través de uno de los bancos ucranianos”, dice el informe de los servicios de la seguridad.

Si miramos un mapa de los países donde persiguen a los cristianos de diferentes denominaciones, no encontraremos allí a Ucrania. Sin embargo, Rusia ocupa el puesto 41 entre 50 países de la lista hecha por la organización internacional Open Doors.

Opendoors.org.hk filtrados los países donde Cristianismo es la religión principal

Otro informe sobre la libertad religiosa en Ucrania fue presentado en septiembre de 2018 por el Instituto de la Libertad de Religión. El informe señala las violaciones de libertad religiosa y persecución religiosa en los territorios ocupados por los rusos de las regiones de Donetsk y de Lugansk. Según el informe, las iglesias evangélicas, las iglesias ortodoxas del Patriarcado de Kyiv y los testigos de Jehová se convirtieron en el principal objetivo de la persecución en el este de Ucrania.

El informe sobre la libertad religiosa en este de Ucrania de septiembre de 2018 por el Instituto de la Libertad de Religión.

A menudo las organizaciones de los derechos humanos informan sobre la violación de los derechos de los tártaros de Crimea, que en su mayoría son musulmanes y con frecuencia son acusados de extremismo por las autoridades ocupantes rusas.

Anteriormente, StopFake informó sobre el proceso de la autocefalía de la Iglesia ortodoxa de Ucrania y sobre la propaganda rusa en torno al tema.