París, el 8 de diciembre de 2018

Fuente: Mark Krutov, para Radio Svoboda

El 8 de diciembre, en las redes sociales, fue ampliamente difundida una foto de dos personas con chalecos amarillos en una calle principal de París con la bandera de la autoproclamada república de Donetsk. La Radio Liberty cuenta lo que se sabe sobre estas personas.

 

Por primera vez esta imagen apareció en un canal de la mensajería Telegram, WarGonzo, que difunde información pro-Kremlin. En la mayoría de las publicaciones de esta foto en Twitter y en Facebook no se decía quiénes eran las personas que hondeaban la bandera, mientras que los que publicaban la foto alegaban que es una prueba de la influencia de Rusia en las protestas de Francia. Pues la foto original de WarGonzo llevaba los nombres de estos dos franceses: Fabrice Sorlin (a la derecha) y Xavier Moreau (a la izquierda).

La publicación hecha por el diputado ucraniano Borislav Bereza tampoco llevaba los nombres de las personas de la foto.

¿Quiénes son?

Sorlin y Moreau son personajes bastante conocidos en Francia, que alcanzaron la fama antes de “la primavera rusa” y de todos los acontecimientos en el este de Ucrania. Sorlin tiene 38 años, en 2010 sus actividades fueron investigadas por la policía de la ciudad de Burdeos, después de que un canal de televisión francés informó que la organización nacionalista Dies Irae (Día de Ira) estaba encabezada por Sorlin. La causa de la investigación fue el hecho de que los activistas del Dies Irae difundieron abiertamente ideas racistas y antisemitas entre las comunidades católicas de toda Francia. Los sacerdotes que fueron vinculados a los activistas del Dies Irae demandaron una solicitud a la corte contra los autores de la investigación, pero perdieron el caso.

Sorlin también es un funcionario activo del Frente Nacional de Marine Le Pen, un partido nacionalista conservador. Los periodistas revelaron que el partido recibe fondos de Rusia. Aparte de esto, Sorlin por tiempo encabezó una asociación franco-europea-rusa; una organización pública que abogaba por «fortalecer los lazos entre Europa y Rusia» para «unir la civilización cristiana» y «resistir el auge del Islam».

Константин Малофеев

Konstantin Malofeev

Fabrice Sorlin también es un miembro del centro analítico Katehon, encabezado por el oligarca ortodoxo Konstantin Malofeev. El mismo centro tiene entre su consejo a Aleksandr Dugin el apologista de la idea del «russky mir», Serguey Glaziev  el asesor del presidente ruso,  Andrey Klimov miembro del Consejo de Federación de Rusia y  Leonid Reshetnikov, el director del Instituto Ruso de Estudios Estratégicos. Sorlin a menudo aparece en el canal ruso RT, también estuvo en el Donbás como “observador” en las elecciones ilegales de los líderes de las “repúblicas” autoproclamadas de Donetsk y de Lugansk.

Xavier Moreau tiene algunos años más – (en octubre cumplió 47). En su biografía oficial dice que entre 2010 y 2014 trabajó en Rusia para un complejo industrial militar francés, pero en realidad ya vivía en Rusia desde hacía 18 años (a partir de 2000). En Moscú, el francés se casó; según su esposa, todos los miembros de la familia tienen dos ciudadanías: rusa y francesa.

Moreau gestiona una página web (stratpol.com) que se presenta como una página analítica digital del Centro de Análisis Político y Estratégico. Este sitio web publica artículos sobre la actitud injusta de Occidente hacia Rusia después del final de la Guerra Fría, cuenta sobre el fracaso de Ucrania como Estado independiente, critica las políticas de los países occidentales hacia el Kremlin. Es más, Moreau es el autor del libro “Ucrania: ¿por qué Francia se engaña a sí misma?”.

En abril de 2017 Radio France Internationale menciona a Moreau y a Sorlin, en vísperas de las elecciones presidenciales en Francia, en una conferencia llamada “Occidente contra Europa: los Valores Occidentales y el Despertar de las Naciones”. En esta conferencia Moreau dijo:

“En el día de hoy estamos indignados por Occidente. Es el enemigo de nuestra civilización. Occidente ya no es cristiano, sino «posmoderno»: esta es una nueva religión totalitaria que impone en nuestras vidas matrimonios del mismo sexo, abortos y eutanasia”.

Al igual que Sorlin, Moreau ya varias veces había viajado a los territorios ocupados del Donbás y de Crimea. Con frecuencia aparece en el canal RT. Además, Xavier Moreau es funcionario de la organización pública francesa Este Francia – Solidaridad Donbás, que fue creada para ayudar a los refugiados ucranianos del Donbás. Los miembros de tal organización a menudo viajan a Donetsk y a Lugansk, jugando el papel de escaparate de un presunto apoyo internacional para las ‘repúblicas’ autoproclamadas. Según el Servicio de Seguridad de Ucrania, esta organización está completamente controlada por los servicios especiales de Rusia.

Протесты "желтых жилетов" в Париже, 24 ноября

«Chalecos amarillos», París, el 24 de noviembre de 2018

Conclusión

Las biografías de Moro y de Sorlin y las ideas que declaran son, en general, bastante típicas de los representantes de los movimientos radicales franceses, tampoco sorprende la cooperación de tales movimientos con las autoridades rusas y sus representantes-separatistas del Donbás. Xavier Moreau ya reaccionó a toda la polémica en las redes sociales y explicó que hondeó la bandera porque “4 años atrás el Donbás se rebeló contra la oligarquía y contra la injusticia, tanto como los franceses ahora”. Él hizo un video en el cual repitió esta tesis, agregando que las protestas de los “chalecos amarillos” no están vinculadas a Rusia. Lo mismo repite el portavoz del presidente ruso, Dmitry Peskov.

Unos 5-10 años atrás, las ideas de Moreau y de Sorlin solamente se podían escuchar entre los marginales de la sociedad occidental, pero últimamente tales personas aparecen entre las autoridades…

Los servicios especiales franceses ya empezaron la investigación sobre la posible interferencia de Rusia en las protestas de “chalecos amarillos”. Del asunto habló el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, el 9 de diciembre. Como señala la agencia de noticias Bloomberg, citando al Alliance for securing democracy, acerca de las 600 cuentas de Twitter que anteriormente difundían la propaganda del Kremlin: ahora ya se enfocan en Francia junto con el hashtag #giletsjaunes (chalecos amarillos).

Fuente: Mark Krutov, para Radio Svoboda

Traducido y revisado por StopFake