El 19 de abril el medio español conocido, El Confidencial, publicó una opinión de José Zorilla que llama a Ucrania “un estado fallido” y tiene varias inexactitudes, al parecer que están influidas por la propaganda rusa.

Captura de pantalla de El Confidencial

Captura de pantalla de El Confidencial

El autor del blog empieza su nota con una recorrida histórica de Ucrania, donde desde el principio habla sobre la independencia de Ucrania tras la implosión de la URSS y dice “a Ucrania le llega la independencia pero no hay bases sociales que la apoyen” y luego habla sobre las “minorías antisoviéticas”.

Hay que decir que el 1 de diciembre de 1991 fue llevado a cabo el referéndum nacional con una única pregunta ¿Apoya el Acto de Declaración de Independencia de Ucrania? Según los resultados 90,32% respondieron sí, se presentaron más del 84% de la población adulta.

Luego el autor habla sobre Crimea como si fuera un “regalo de Khruschov” para Ucrania, olvidando mencionar que el Estado de los tártaros de Crimea, el Kanato de Crimea, fue fundado en 1441.

En los tiempos soviéticos Crimea fue transferida a Ucrania por el Decreto del Presidium del Soviét Supremo de la URSS sobre la transferencia de la oblast de Crimea a Ucrania. La razón de este acto fue la cercanía de los territorios y las conexiones agrícolas y culturales. Es una pena que el autor también se olvida de contar la masiva deportación de los tártaros de Crimea en 1944 por las autoridades soviéticas.

En la ley básica de Ucrania, que es la Constitución bajo el párrafo 10 se trata el idioma estatal que desde 1991 siempre ha sido el ucraniano y en el mismo párrafo dice:
“En Ucrania se garantiza el libre desarrollo, uso y protección del ruso y otros idiomas de las minorías nacionales”.

Párrafo 10 de la Constitución ucraniana

Párrafo 10 de la Constitución ucraniana

StopFake ya había refutado varias noticias sobre la prohibición del ruso: «Falso: El congreso de Kiev propuso prohibir la lengua rusa«, «Falso: a los alumnos ucranianos les enseñan a olvidar ruso«, «Falso: O. Tiagnibok llama a prohibir el uso del idioma ruso en Ucrania» y otros.

Además entre los acontecimientos históricos, el autor dice que el Holodomor en Ucrania no tiene “nada que ver” con un genocidio dirigido por Stalin contra el pueblo ucraniano por su nacionalismo. Aunque la hambruna artificial fue reconocida como el genocidio y el crímen de Stalin en Ucrania por varios países mundiales, entre los cuales está la organización de las Naciones Unidas y también 23 países, incluyendo el Reino de España.

Lista de los países que reconocieron el genocidio en Ucrania

Lista de los países que reconocieron el genocidio en Ucrania

El autor afirma que la revolución en Maidan fue “pagada por Soros”. Sin ningún fundamento, nos da solamente un enlace a la página de Mint Press News, que cuenta sobre el supuesto documento, revelado por el grupo de hackers CyberBerkut, que muestra el cambio de cartas entre George Soros y Petro Poroshenko. A la vez CyberBerkut declararon que rompieron el sistema de la Administración del presidente ucraniano y sacaron las cartas por Soros. El 3 de junio de 2015 esta información fue refutada por la misma Administración. También la noticia fue transmitida por los medios rusos, que ya varias veces habían publicado falacias sobre Ucrania.

Además StopFake ya varias veces había refutado los documentos falsos difundidos por CyberBerkut:»CyberBerkut no bloqueaba la Comisión de elecciones de Ucrania«, «Análisis de las cartas mostradas por CyberBerkut sobre el MH-17» y otros.

Pero al mismo tiempo el autor del blog reconoce la intervención de Rusia en Donbás. Hablando sobre el gabinete ucraniano con el PM Arseniy Yatseniuk, el autor erróneamente afirma que la exministra de finanzas Natalia Jaresko estaba entre los primeros del gobierno que dimitieron:

“La americana Natalie Jaresko (Finanzas), el lituano Aimaras Abramavicius (Economía) y el georgiano Michail Sakahsvilil (Odesa). Los dos primeros dimiten y con ellos el primer ministro Yaltseniuk, aduciendo la imposibilidad de vencer a la corrupción”, está escrito en la nota.

En realidad Natalia Jaresko nunca había anunciado su dimisión y se fue de la silla ministerial solamente después del cambio del gobierno. Es más ella estaba entre los candidatos para el jefe del nuevo gobierno, pero al final fue elegido Volodimir Groisman.

Después de tantas veces que fue declarado que los Acuerdos de Minsk no tienen conexión con la federalización del este de Ucrania, el autor de la nota sigue afirmándola y añade que la guerra en Donbás está sostenida por “la extrema derecha filonazi”.

Pero en realidad en Ucrania ya había 6 olas de movilización entre la población común.

Por lo tanto consideramos como ofensiva la conclusión de que Ucrania es un estado “fallido”, no es más que una idea que promocionó la propaganda rusa en los últimos dos años.