La religión no ocupa el último lugar entre los temas favoritos de los propagandistas, ya que hasta el día de hoy el patriarcado de Kyiv de la Iglesia ortodoxa no está reconocido y en Ucrania existen dos parroquias de la Iglesia ortodoxa: la del patriarcado de Kyiv y la del patriarcado de Moscú. Al mismo tiempo, Ucrania tiene mucha diversidad religiosa y tiene también libertad de religión, así que aparte de los ortodoxos el país cuenta con numerosas congregaciones de la Iglesia católica griega y de la romana, además de muchas Iglesias protestantes, mezquitas musulmanes y otras denominaciones.

Según la investigación del Centro PEW sobre la religión en Europa Central y del Este, en Ucrania el 17% consideran más poderoso e influyente el Patriarcado de Moscú, mientras el 46% apoyan al Patriarcado nacional (de Kyiv). La misma pregunta en Rusia fue respondida drásticamente diferente: el 69% por el Patriarcado de Moscú y 4% por el Patriarcado de Constantinople.

Stronger support for patriarch of Moscow than patriarch of Constantinople

Sin embargo, Rusia, como un país mayormente ortodoxo, utiliza el tema de los dos patriarcados de Ucrania para sus metas manipuladoras. StopFake ha analizado las narrativas que usan los medios de comunicación pro-Kremlin en el contexto de la vida religiosa.

Rt.com «Según los interese políticos, como en Ucrania celebraron 1030 del Bautismo de Rus»

El 27 y 28 de julio en Kyiv marcharon dos procesiones dedicadas al aniversario del Bautismo de Kyiv Rus. El 27 pasaron los creyentes que pertenecen a la Iglesia ortodoxa del patriarcado de Moscú y el día siguiente los del Patriarcado de Kyiv junto con el presidente del país, Petró Poroshenko.

Pues, el primer evento, según los medios pro-Kremlin, contó con 250 mil personas y fue llevado a cabo por «la iglesia canónica», «los oponentes de la herejía y del cisma». Mientras que los miembros del segundo evento fueron descritos como «cismáticos de Filaret» (el nombre del patriarca de la mitropolia de Kyiv es Filaret) que contaron con aproximadamente 65 mil personas.

Sin embargo, los datos oficiales de la Policía capitalina son muy distintos. El subjefe del Ministerio del Interior, Sergii Yarovyi, informa que en la procesión del Patriarcado de Moscú el 27 de julio participaron alrededor de 20 mil personas; mientras que el 28 de julio con la procesión del Patriarcado de Kyiv marcharon cerca de 65 mil personas. No obstante, los medios rusos afirmaron que las autoridades de Ucrania intentaron “subestimar” el evento “numeroso” del 27 de julio y “sobreestimar” la procesión del día siguiente.

Lo más interesante es que el mismo día de la procesión el diario ruso Vzgliad, desde el principio, informó sobre “más de 10 mil personas” y luego aumentaron el número de los creyentes-participantes a 250 mil

El noticiero digital ruso Ukraina.ru, en su nota dedicada a la procesión del Patriarcado de Moscú, citó a un sacerdote: “Aunque impidieron que los creyentes vinieran a Kyiv, mirad cuántos somos. Porque cuanto más nos presionan, nos hacemos más grandes”.

El sitio web del canal de TV ruso Life.ru llamó a los participantes de la procesión de los ortodoxos del Patriarcado de Moscú como si fueran “opositores al régimen” de Kyiv y dijo que “su participación en la procesión automáticamente los coloca a todos en la lista de aquellos que no son confiables, que luego pueden rendir cuentas por su trabajo para el enemigo». Agregan que “las autoridades estatales abrieron la temporada de caza para los ortodoxos junto con las agencias de aplicación de la ley”.

Life.ru «El obispo principal Ilarion llamó absurdo la autoсefalia de Ucrania»

 

Resultados del sondeo «Actitud hacia la idea de crear una iglesia local autocéfala: apoyo el 31,3%; no apoyo el 19,8%, no me interesa el 34,7%; difícil de contestar el 14,2%», risu.org.ua

Uno de los medios más poderosos pro-Kremlin RT señaló que todas las declaraciones de los representantes del Patriarcado ecuménico de que quieren «restaurar la unidad de los creyentes ortodoxos de Ucrania con el objetivo final de darle autocefalía a la iglesia ucraniana» son «idiotez política», mientras que las intenciones de “apartar” la Iglesia ortodoxa de Ucrania del patriarcado de Moscú “provocarían una catástrofe en el mundo ortodoxo”.

El canal de TV ruso NTV afirmó otra idea absurda: “la idea de la iglesia ucraniana propia no está apoyada por la mayoría de los ucranianos y favorece a los nacionalistas y a la ultraderecha”.

En mayo de 2018 según el sondeo nacional realizado por la Fundación Las Iniciativas Democráticas junto con el Centro Sociológico de Razumkov, el 31% de los ucranianos apoyan la creación de la Iglesia unida ortodoxa de Ucrania, el 20% está en contra de la idea, mientras que el 35% más son indiferentes.

Además los medios rusos mencionaron que “los representantes de Constantinopla no participaron en eventos religiosos en Kyiv». Aunque se refería solo a la procesión con motivo del 1030 aniversario del Bautismo de Kyiv Rus. Al mismo tiempo, los periodistas rusos no indican que los representantes de Constantinopla prefirieron Kyiv a Moscú, ya que «Moscú no tiene motivos para organizar celebraciones sobre los acontecimientos de finales del siglo X en Kyiv».

«Las autoridades quiereт obligar a los creyentes del Patriarcado de Moscú a renunciar a su iglesia», Ukraina.ru

«Los radicales ucranianos impiden que los peregrinos lleguen a la celebración del Bautismo de Rus», tvzvezda.ru

Además escribían mucho de que, supuestamente, hubo muchos obstáculos para los creyentes para llegar a la procesión del 27 de julio, mientras que para el día 28 de julio intentaron usar recursos administrativos para aumentar la cantidad de participantes (los que trabajan en los puestos estatales financiados del presupuesto nacional, como los maestros de las escuelas estatales, o médicos de los hospitales municipales y estatales). Lo más peculiar sobre lo último es que lo dijeron los representantes del Patriarcado de Moscú.

El canal de TV Zvezda, que pertenece al Ministerio de Defensa de Rusia, afirmaba que los nacionalistas y ultraderechistas intentaban impedir la procesión del 27 de julio en Kyiv y que la inspección de los autobuses por los servicios de seguridad fue representada como un intento de detener y no permitir a los creyentes llegar a Kyiv.

«Soborno y presión, cómo en Kyiv preparan la procesión para Poroshenko», life.ru

La participación del presidente de la nación en la segunda procesión no fue pasada por alto por los medios rusos. Señalaron que, anteriormente, participaba en los servicios de la Iglesia ortodoxa de Moscú y ahora “va con cismáticos”. Sacaron su frase sobre la agresión rusa contra Ucrania fuera de contexto, diciendo que “Poroshenko llamó a la iglesia canónica el enemigo de Ucrania”.