La Fiscalía General de Los Países Bajos el 28 de septiembre ha publicado la segunda parte del informe sobre el derribo del avión Boeing 777 de Malaysia Airlines con nuevos detalles sobre el armamento con el que el avión fue derribado, la localidad del lanzamiento del misil y los culpables en este crimen.

Esta vez, igual que la vez pasada en octubre de 2015, antes de que saliera el primer informe del JIT, los medios rusos justo obtuvieron  “nuevas detalles” por parte del Ministerio de defensa de Rusia y por los representantes de “Almaz-Antei” (los fabricantes del sistema misil Buk).

14 de septiembre

El tema del vuelo MH17 fue publicada en el diario “Novaya Gazeta” el 14 de septiembre con un documento de origen dudoso, que podría formar parte de la reacción rusa a las conclusiones de los holandeses sobre lo ocurrido el 17 de julio de 2014. El documento critica la investigación de los periodistas de Bellingcat, que según los datos de fuentes abiertas pudieron comprobar la evidencia que vincula a los militares rusos, revelar el número del misil Buk y el lugar supuesto del lanzamiento del cohete. El mismo día Bellingcat publicó la nota refutando los argumentos del “informe preliminar”. El texto está disponible en la página de “Novaya Gazeta”.

Recordemos que en mayo de 2015 “Novaya Gazeta”, un mes antes del informe de “Almaz-Antei” y anticipando el aniversario de la tragedia, publicó un “documento estrictamente confidencial” con las “pruebas” de los ingenieros rusos, que fue preparado para los expertos internacionales. En este entonces “Almaz-Antei” declaró que ni Rusia ni los representantes de las repúblicas autoproclamadas tienen el vínculo a lo ocurrido.

22 de septiembre

El servicio de prensa de “Almaz Antei” el 22 de septiembre de 2016 informó que la empresa iba a pasar los datos sobre el 17 de julio de 2014, que previamente no fueron publicados a los organismos correspondientes de Rusia, para que luego fueran pasados a los holandeses. Se trata de las primeras imágenes de radar del espacio aéreo, capturadas después de dos años de la tragedia con el radar de vigilancia de rutas aéreas “Ust-Donetsk”.

No quedan claras algunas cuestiones como ¿Por qué para juntar esos datos deberían pasar dos años? ¿Cuándo van a tener esos datos los holandeses? Y ¿Cómo va a influir a los resultados de la investigación?

26 de septiembre

El Ministerio de defensa de Rusia el 26 de septiembre de 2016 junto con los ingenieros rusos realizaron una rueda de prensa, donde otra vez trataron de asegurar que el misil del sistema Buk no pudo ser lanzado del territorio ocupado por los combatientes pro-rusos.

“El análisis de la información primaria del radar refuta las declaraciones de los ucranianos de que el cohete —que derribó el Boeing de Malaysia Airlines— fue lanzado cerca del pueblo Snezhnoe”, declararon en la conferencia de prensa celebrada en el Ministerio de defensa en Moscú.

En esta rueda de prensa afirmaron que en el momento del accidente no fue registrado ningún otro avión en el este, lo que rectifica la versión previa de las autoridades rusas sobre un supuesto avión de combate ucraniano. Se trata de los datos del mismo centro de vigilancia de Rostov. No queda claro porqué los datos se cambiaron y porqué no hubo datos sobre el lado del oeste. En 2014 el diario ruso KP.ru incluso logró encontrar “un testigo secreto” de una base militar ucraniana quien comprobó esta versión.

Por otra parte, el Ministerio de defensa ruso recordó el asunto de 2001, cuando un cohete ucraniano derribó el avión con pasajeros TU-154, durante un entrenamiento militar y las autoridades de Ucrania “también ocultaban” los datos de radares.

Uno de los fines de esta conferencia de prensa era culpar a Ucrania de ocultar los datos “sobre la ubicación de sus asentamientos del misil teledirigido Buk y las conversaciones de los controladores aéreos militares el día del derribo del Boeing 777.

El vídeo completo de la rueda de prensa del 26 de septiembre de 2016 aquí:

Luego los medios de información también culparon a Ucrania, igual que los investigadores del informe revelado el 28 de septiembre, de “confusión”, “retraso del proceso”, “camino falso” y la falta de objetividad. Sobre esto publicaron KP.ru, RG.ru, Zvezda, RIA, REN TV, RT  y otros.

tvzvezda.ru

tvzvezda.ru

rg.ru

rg.ru

Aparte hay que mencionar una nota por Sputnik intitulada “La razón real de la demora en la investigación de la catástrofe del MH17 en Ucrania”, que fue basada en el comentario del ex-diputado comunista ucraniano Alexandr Golub. Él por su parte declaró que a Kyiv no le interesa la investigación y culpó a los EE.UU de no facilitar toda la información para la investigación.

sputniknews.com

sputniknews.com

La refutación de todo lo dicho en esta rueda de prensa fue publicada por Bellingcat.

El ajuste de los datos básicos rusos

Durante dos años las autoridades rusas y los medios de comunicación crearon un montón de versiones y teorías del derribo del vuelo MH17, que a menudo intentaban rectificar la participación rusa o separatista a lo ocurrido el 17 de julio de 2014.

En julio de 2014 el Jefe de la Dirección Principal de Operaciones del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el teniente general Andrey Kartapolov, dijo que los dispositivos de vigilancia rusos registraron un avión de combate ucraniano justo antes de la caída del Boeing 777.

“Fue registrado que un avión de las Fuerzas Armadas de Ucrania subía (a altura) y quedaba a 3 o 5 km del Boeing 777… Esto lo comprueba el vídeo evidencia que obtuvo el centro de vigilancia de Rostov. Nos gustaría recibir la respuesta a la pregunta ¿Con qué propósito el avión ucraniano volaba en una vía para vuelos civiles y en el mismo nivel que el Boeing de Malaysia?”, citaba a Kartapolov TASS.

El Comité de Investigación de Rusia —que llevaba a cabo su propia investigación— también varias veces declaró que el Boeing 777 fue derribado con un misil «aire-aire» por un avión de combate ucraniano.

tass.ru

tass.ru

“Almaz-Antei” también varias veces cambió su versión del derribo del MH17 durante los últimos dos años sobre el tipo de misil Buk. Desde el principio anunciaron que era un cohete 9М38М1, pero ya en octubre de 2015, después de un experimento, señalaron el tipo 9M38. El primer tipo del misil fue usado en un desfile militar de Rusia.

Después del informe de “Almaz-Altei” el 13 de octubre de 2015 el Kremlin ya tuvo motivos «serios» para negar su participación en el derribo del avión lleno con pasajeros.

Recordemos que el mismo día, el 13 de octubre de 2015, fue publicado el primer informe oficial por la Junta de Seguridad de los Países Bajos. El informe reveló la localidad de donde podría ser derribado el avión y esa zona de 320 kilómetros cuadrados abarcaba el pueblo Snezhnoe (la localidad que fue revelada por la investigación de Bellingcat como el lugar de donde fue lanzado el misil con el sistema Buk) y también el pueblo Zaroschenskoe (la localidad nombrada por la investigación de “Almaz Antei”).

 tass.ru

tass.ru

novayagazeta.ru

novayagazeta.ru

Es evidente que el tiempo de la revelación de detalles por los investigadores rusos no fue elegido por pura coincidencia. Con dos semanas de anticipación nuevos argumentos fueron creados para las autoridades y la sociedad rusa en contra del informe oficial, que señala la culpa de la Federación Rusa en el derribo del vuelo MH17 en el cielo de Donbás.