Rusia atacó tres buques de guerra ucranianos en la salida del estrecho de Kerch hacia el Mar Negro. Los barcos fueron capturados, 6 soldados ucranianos resultaron heridos. Los medios de comunicación rusos hasta hace poco no habían informado de la apertura del fuego. Sobre la embestida al barco ucraniano por el ruso no hubo ningún informe en el Primer Canal (de Rusia) hasta la tarde del 25 de noviembre, salvo la declaración de que sus servicios no sabían nada. Solo más cerca de la noche, los propagandistas comenzaron a anunciar: “El FSB informó sobre el arresto de tres barcos de la Armada de Ucrania”, mientras que el choque fue hecho “con el propósito de una detención forzada”. Al incidente lo llamaron “una agresión marítima contra la Rusia” iniciada por Petro Poroshenko, aparentemente para ganar las elecciones presidenciales.

vesti.ru “Un ariete de barco: Kyiv hizo una provocación y luego culpó a Moscú”

ria.ru “Ucrania pisoteó sobre la ley internacional del mar, dijeron en la Duma Estatal”

La tesis más importante de Rusia sobre la escalada en el estrecho de Kerch es que “Kyiv hizo una provocación”. A pesar de que la Armada ucraniana advirtió al servicio de despacho de Kerch sobre el paso de los buques de guerra ucranianos a través del estrecho, las autoridades ocupantes de la península de Crimea siguieron insistiendo: “no se han hecho solicitudes en el orden establecido y los barcos ucranianos no están incluidos en el programa de pasajes”.

A las 22:00 horas de Moscú, el 25 de noviembre, los medios rusos guardaron silencio sobre el bombardeo. Por ejemplo, la corresponsal de Primer Canal, Veronika Kotkova, solo dice: “En este momento, puedo decir que los barcos ucranianos no continúan su navegación, están detenidos hasta que alguna decisión sea tomada”.

Siguen con la narrativa sobre violaciones y provocaciones por parte de Ucrania.

“Los barcos ucranianos cometieron un acto de agresión marítima contra la Federación de Rusia y violaron la ley marítima internacional sobre el paso de aguas territoriales”, dijo el diputado ruso Dmitry Belik en un informe de RIA NovostiBelik también dijo que “Rusia no atrae a los militares a aventuras, a diferencia de Ucrania”..

“Si a Ucrania le indicaron su puesto, empujándola a aguas internacionales, entonces no debería hacer declaraciones fuertes sobre una embestida, ataque o provocaciones. Además, nuestros buques han hecho grandes avances en su desarrollo tecnológico; ya no utilizamos esos métodos de ataque”, explicó el diputado.

Aunque más tarde, en los comunicados de prensa, se confirmó el hecho de la embestida contra los barcos ucranianos.

“Para evitar que los provocadores ingresen en las aguas territoriales rusas, el barco de guardia Don debería haber bloqueado el camino a los barcos ucranianos y, literalmente, arietó al remolcador ucraniano”, explicó el corresponsal de la NTV las acciones de los barcos rusos (en el vídeo a partir de 03:13).

La nota de la agencia RIA Novosti con el siguiente título “Un experto habló sobre la experiencia israelí en la defensa de áreas de aguas cerradas” cita al exjefe del servicio de inteligencia israelí Nativ, conocido por sus puntos de vista pro-Putin. Pues dijo que “la armada de Israel tiene la instrucción de actuar duramente en defensa de aguas cerradas, como abrir fuego de advertencia a los infractores e inmediatamente hundirlos en respuesta a la agresión”.

Zajarova dice que las acciones de los buques ucranianos son de bandidos

La segunda tesis más utilizada por los medios rusos es que todo lo que sucede es, supuestamente, iniciado por el presidente ucraniano Petro Poroshenko o por los Estados Unidos con el fin de subir su popularidad y ganar las futuras elecciones presidenciales. Por ejemplo, el jefe del comité de asuntos internacionales de la Duma estatal, Leonid Slutsky, calificó el incidente como “una agonía electoral”, y la portavoz del MAE de Rusia, Maria Zajarova, dijo que son “métodos de gángster”.

Vale la pena señalar que en el programa Vesti del canal de televisión Russia-24, a partir de las 15:00 hora de Moscú, se preguntó a cada experto invitado si esta “provocación” estaba relacionada con las elecciones ucranianas y con la baja popularidad de Poroshenko. Basta con citar como ejemplo las respuestas de los invitados del estudio, que se emitieron durante todo el día.

Así, el experto militar de la agencia de noticias TASS, Viktor Litovkin, dijo: “Poroshenko sigue siendo un títere que está siendo utilizado por otros Estados. Está el embajador de los EE. UU., está Volker, el representante de los EE. UU. en Ucrania, que cubre las acciones de Poroshenko. No es solo Poroshenko mismo quien actúa, es toda la junta la que lidera Ucrania hoy”.

El presidente de la Comisión de Política de Información del Consejo de la Federación de Rusia, Alexei Pushkov, no duda de que la orden viene del presidente ucraniano: “No hay duda de que la orden vino directamente del presidente, Petro Poroshenko. Tales cosas no se llevan a cabo sin el conocimiento, aprobación e iniciativa del jefe de Estado. Creo que esta es una provocación deliberada, que tiene varios objetivos (…). Por otro lado, Poroshenko necesita elevar su popularidad. Tiene nada más que el 5% de aprobación. No es popular, está en el cuarto lugar entre los políticos ucranianos seis meses antes de las elecciones presidenciales. Necesita aumentar las tensiones para poder decir que todos deben unirse ante la llamada amenaza rusa para demostrar mejores resultados en las elecciones de los que puede obtener en el momento”.

El primer vicepresidente del Consejo de la Federación de Asuntos Internacionales de Rusia, Vladimir Dzhabarov, habló sobre la cancelación de las elecciones: “Poroshenko, obviamente ante su inminente derrota en la elección presidencial de fines de marzo, espera complicar la situación en Ucrania a cualquier costo para lograr un estado de emergencia, tal vez una ley marcial, para cancelar las elecciones. Continúa provocando, con la esperanza de que Rusia se defienda, surja un conflicto, atraiga la comunidad mundial a este conflicto y nuevamente intente declarar a Rusia como un agresor. Pero estoy seguro de que no nos rendiremos ante tales pasos provocativos”.

En el programa Los resultados de la semana con Irada Zeynalova en NTV, se resume:

“Y todo parece ser pura provocación. Porque la cuestión de Azov para Poroshenko ahora parece ser una palanca para elevar su calificación antes de las elecciones. Su herramienta principal es la guerra. La idea de agravar la situación pudo haber sido lanzada a él por asesores occidentales, porque en una semana se celebrará la cumbre del G20 en Buenos Aires, donde Putin y Trump se reunirán para discutir los problemas de la guerra y la paz”.

ria.ru “Aksionov nombró a los culpables en las provocaciones de la Armada de Ucrania en Crimea”

mk.ru “Occidente y Ucrania artificialmente crean el problema en el mar de Azov”

Además de Poroshenko, las acusaciones también se hicieron contra Occidente en general. Así, Serguéi Aksiónov, el primer ministro de Crimea puesto por el Kremlin, dijo: “Estoy seguro de que los instructores occidentales del régimen de Kyiv están detrás de esta provocación, no es casualidad que los políticos europeos y estadounidenses hayan expresado su preocupación por la situación en el mar de Azov en los últimos meses”.

El diario ruso Moskovsky Komsomolets informó que “el viceministro del MAE de Rusia, Grigory Karasin, dijo a los periodistas del periódico Kommersant que Ucrania y sus patrocinadores occidentales están calentando artificialmente la situación en torno al problema inexistente en el mar de Azov como razón para activar la presión sobre Rusia”.

@Россия_24

Las acciones de la armada rusa en el mar de Azov en Rusia fueron explicadas como una respuesta lógica. E incluso antes del bombardeo de los buques ucranianos, el experto militar de la agencia de noticias TASS, Viktor Litovkin,, declaró: “A veces hay que entrar en conflicto. Debemos dar una lección a los burros. Porque, de lo contrario, nunca se detendrán. Si frenamos estos barcos, entonces Ucrania entenderá que es imposible actuar de esa manera”.

También emitieron declaraciones de representantes de la Dirección de Fronteras del Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa para Crimea, que afirmaban que Ucrania violó los artículos 19 y 21 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho Marítimo.

“A juzgar por las declaraciones de los medios de comunicación ucranianos, las instituciones militares enviaron aunque no se sabe en qué dirección solicitudes para pasar por el estrecho de Kerch. Por lo tanto, dado que no reconocen el territorio de la península de Crimea como ruso, aparentemente no coordinaron ninguna acción y violaron el Código Internacional de Aguas”, dice la presentadora del programa Vesti.

Ukraina.ru: “La excavación en el estrecho de Kerch – ucranianos fugieron y ventilaron su malicia en el Donbás”

Además, junto con los informes sobre la violación de las aguas territoriales de Rusia por parte de Ucrania, los medios de propaganda pro-Kremlin iniciaron una campaña de información sobre el bombardeo de la población civil por parte del ejército ucraniano en el Donbás.

“A su vez, los nacionalistas ucranianos pidieron a las autoridades del país que respondieran a Rusia con arrestos masivos de ciudadanos ucranianos que no están de acuerdo con las políticas del gobierno. En primer lugar, los líderes de la oposición ucraniana. Mientras que el ejército ucraniano comenzó un bombardeo masivo de las áreas residenciales de la RPD (república popular de Donetsk) con el uso de artillería pesada”, escribe Ukraina.ru.

Escrito por Olena Churanova