En un programa de televisión italiana, TG1, el 14 de febrero la periodista Lucía Goracci que reportaba desde la ciudad de Alepo mostró una inscripción en cirílico (que además fue mal escrita) atribuyéndola a los ciudadanos de Ucrania. De esto hizo la conclusión de que los ucranianos combaten en el lado del Estado Islámico.

El fragmento de vídeo se puede ver aquí, en el minuto 4:31. La periodista dice “La inscripción, que ha sido hecha con el alfabeto ruso, es el nombre de la ciudad ucraniana Leópolis. Quizá los que la hicieron llegaron desde Ucrania para tomar parte en la yihad”.

Captura de pantalla del reportaje italiano

Captura de pantalla del reportaje italiano


Sus conclusiones no tienen ninguna prueba en el reportaje. La periodista probablemente ni siquiera sepa como es el alfabeto cirílico. El nombre de la ciudad Leópolis en ucraniano es Львів, y en ruso es Львов, pero en la pared está escrito algo como Альов; en ucraniano no hay ninguna palabra así.
goracci3
Basando sus conclusiones en las cinco letras cirílicas mal escritas en la pared, no tiene nada de profesional.

En la búsqueda de Google encontrábamos el nombre Альов. Se puede suponer que ya que las fuerzas rusas están en Siria, uno de los soldados podría haber escrito su nombre.

Lucía Goracci pasó varios meses en Donbás, haciendo sus reportajes para la radio italiana RAI. Ella siempre se quedaba en la parte de Donbás ocupada por los separatistas y nunca había mostrado la situación del lado que está controlado por el gobierno ucraniano.