La Unión Europea supuestamente se pronunció contra el aumento del poder militar de las Fuerzas Navales de Ucrania en el mar de Azov, tal información fue publicada el 23 de octubre por el noticiero ruso Ukraina.ru. La noticia dice que el Parlamento Europeo habría expresado su insatisfacción sobre la militarización activa del área acuática con los barcos militares de Ucrania. La noticia publicada por News-Front, otro medio propagandístico, incluso decía que la Unión Europea advierte a Ucrania contra el fortalecimiento de su posición militar en el mar de Azov. Otros medios rusos, como RIA Novosti, RBC y TASS, publicaron informes con contenido no tan radical. Todos citan a la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

En la UE no quieren que Ucrania fortalezca la presencia militar en el mar de Azov

La UE advierte a Ucrania sobre la militarización del mar de Azov

Pues el 23 de octubre durante las discusiones en el Parlamento Europeo sobre la situación en el mar de Azov, ella dijo que “la UE no quiere ser testigo de una nueva acumulación militar en nuestro vecindario”. La manipulación de los medios rusos está en el hecho que Federica Mogherini no habló sobre las Fuerzas Navales de Ucrania en el mar de Azov, sino sobre la flota rusa, que por sus acciones desestabiliza la situación pacífica en la región.

“La construcción de un puente entre Rusia y Crimea ocurrió sin el permiso de Ucrania, esta es otra violación de la soberanía ucraniana. Además, el puente impide el paso de barcos a puertos ucranianos… La militarización del mar de Azov no beneficia a ninguno de los dos partidarios: solo puede desestabilizar la región más amplia del mar Negro. No olvide que el mar Negro es europeo y no queremos presenciar un nuevo reforzamiento militar en nuestro vecindario. Por lo tanto, continuaremos presionando para que las leyes y convenciones internacionales sean respetadas y para apoyar a Ucrania en el contexto de estos desafíos”, dijo Mogherini.

En contra de las acciones agresivas de Rusia en el mar de Azov también se expresaron otros políticos europeos, informa la Radio Liberty. En particular, la eurodiputada polaca Anna Fotyga dijo que, con la ayuda de Rusia, se están creando restricciones para el movimiento de buques en muchas otras regiones, en particular en el mar Báltico. Además, Fotyga instó a la OTAN a defender los intereses de Ucrania.

La Alianza respondió al llamamiento de los parlamentarios europeos: el 24 de octubre, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que la OTAN condena la militarización del área de agua del mar de Azov por parte de Rusia y que expresa su pleno apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania, incluida la libertad de navegación.

Un día después de esta declaración, el 25 de octubre, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que llama al reforzamiento de las sanciones contra Rusia debido a sus acciones desestabilizadoras en el mar de Azov. La UE también pide que se amplíe el alcance de la misión de la OSCE en Ucrania en el campo del transporte marítimo. Sin embargo, el documento no contiene advertencias o acusaciones hacia Ucrania de militarizar el mar de Azov, como lo presentaron los medios rusos.

Al mismo tiempo, en Ucrania ya han calculado las pérdidas causadas por el bloqueo del mar de Azov y del estrecho de Kerch por parte de Rusia. En una entrevista concedida al medio Nastoyashchee Vremia (el proyecto de la Radio Liberty) el ministro de Infraestructura de Ucrania, Volodymyr Omelian, dijo que los puertos ucranianos perdieron más de mil millones de gryvnias por daños (casi 31 millones de euros). Según Omelian, desde el comienzo de la agresión rusa contra Ucrania el tráfico de carga casi se ha reducido a la mitad en los puertos de Mariúpol y de Berdiansk, ubicados en el mar de Azov. Además, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia estableció como regla detener e inspeccionar todos los barcos que iban a Ucrania.

“Vemos paradas permanentes de barcos ucranianos y extranjeros en el mar de Azov y en el estrecho de Kerch, hasta el punto de que los dueños de buques sufren pérdidas debido al tiempo de inactividad de los barcos. Aproximadamente entre 15 y 50 mil dólares por día», dijo Omelian.

Anteriormente StopFake ha refutado las especulaciones de los medios de información rusos sobre la situación en el mar de Azov y el mar Negro.