Falso: Ucranianos de Crimea lamentan que la ONU invente las violaciones de los Derechos Humanos en la península

La agencia de noticias rusa Sputnik el 20 de diciembre publicó una noticia con el titular “Ucranianos de Crimea lamentan que la ONU invente historias sobre su vida en la península”. Los propagandistas, para desacreditar la resolución adoptada por la Asamblea General de la ONU, afirmaron que “la resolución ucraniana sobre la situación de los derechos humanos en la península de Crimea adoptada por la Asamblea General de la ONU se basa en mitos…”.

Para “comprobar” esta afirmación Sputnik citó a una supuesta representante de la comunidad ucraniana en Crimea, Anastasia Gridchina. Ella afirma que los representantes de la ONU “nunca han visitado Crimea ni preguntado a los ucranianos y tártaros crimeos” y que “inventan mitos e historias de que nos oprimen».

La falacia fue también reproducida por Spain Shafaqna.

Lo primero es que esta organización llamada Comunidad Ucraniana de Crimea está controlada por el Kremlin y encabezada por los miembros del partido ruso “Edinaya Rossiya” (el de Vladimir Putin). La organización fue creada no antes de marzo de 2016 por Oleg Usik y Anastasia Gridchina, los miembros del partido gobernante de Rusia, “Edinaya Rossiya” (Rusia Unida). La idea de la actividad de esta organización es demostrar un presunto bienestar de los ucranianos en Crimea, lo que se puede ver según las publicaciones en su página de Facebook, que cuenta con nada más de 45 “me gusta”.

Aparte de este hecho, las acusaciones de Gridchina de que la Misión de Monitoreo de los DD. HHU. de la ONU nunca ha visitado Crimea son muy llamativos, ya que la misma resolución condena el rechazo del acceso a Crimea para la Misión de Observación de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a pesar del mandato pertinente de la misión.

La información sobre que los representantes de la ONU no han hablado con los tártaros de Crimea y con las víctimas de las violaciones de los DD. HH. tampoco se corresponden con la realidad. Así, el 12 de diciembre la jefa de la Misión de Monitoreo de los Derechos Humanos en Ucrania de la ONU, Fiona Frazer, anunció muchos ejemplos de esta violación juntados por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) en Ucrania.

Ella explica que los datos y conclusiones del informe por el periodo del 16 de septiembre hasta el 15 de noviembre de 2017 están basados en los testimonios de las víctimas y testigos, usando el método de entrevistas profundas, y también el seguimiento de los procedimientos judiciales. Desde el 18:00 en el vídeo de su discurso, Frazer cuenta sobre los casos de violaciones de los Derechos Humanos ocurridos en Crimea, que ha estado ocupada por Rusia durante el periodo mencionado.

Entre ellos fueron registrados “detenciones arbitrarias, encarcelamientos, torturas, malos tratos, restricción de la libertad de reunión y derecho a la libre expresión” contra los tártaros de Crimea. En particular ella nombró 49 casos de detenciones cometidas contra ellos, durante pacíficos piquetes individuales en diferentes localidades de Crimea; 10 casos de búsquedas y 18 casos (solamente en noviembre) de incursiones a casas de los tártaros de Crimea.

Aparte de esto, Frazer dio un ejemplo de como el 13 de septiembre los empleados del FSB (Servicios Secretos de Rusia, por las primeras letras en ruso) detuvieron a un activista tártaro y al día siguiente lo dejaron en la parada de transporte en Simferopol en un estado físico grave.

En septiembre pasado Fiona Frazer informó que Rusia viola las resoluciones de la Asamblea General de la ONU con el hecho de condenar a 8 años de colonia de régimen estricto al vicepresidente de Mejlis (el parlamento de los tártaros de Crimea), Ahmet Chiigoz.

Además StopFake mandó una solicitud a la oficina ucraniana de la Misión de Observación de Derechos Humanos de la ONU.

En su respuesta la Misión de Observación de Derechos Humanos de la ONU explicó que no ha podido visitar Crimea debido a que no ha recibido acceso a la península por parte de la Federación de Rusia, como el Estado ocupante. Esta situación aún prevalece hoy a pesar de la solicitud a la Federación Rusa, contenida en la resolución 71/205 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y la resolución recientemente aprobada por la Asamblea General para otorgar acceso libre a Crimea a las misiones de derechos humanos.

La representante de la Misión responsable por las comunicaciones, Iryna Yakovlieva, dijo que por eso la Misión lleva a cabo el monitoreo de forma remota, desde el territorio de Ucrania, incluso a través de misiones de investigación en la región de Jersón y la cerca de la línea de división administrativa con con Crimea.

“Diariamente entrevistamos a residentes de Crimea de diferentes procedencias étnícas, opiniones políticas, afiliaciones religiosas, estatus social, etc. Esto incluye personas que viajan desde y hacia Crimea, así como personas dentro de península. Cientos de etnias rusas, ucranianos, tártaros de Crimea y miembros de otras comunidades nacionales que viven en Crimea o en el territorio continental de Ucrania como desplazados internos han sido entrevistados desde que se creó la Misión en marzo de 2014”, dijo Yakovlieva.

La metodología que utilizan para recoger los datos en Crimea es la misma que la utilizada en otras regiones de Ucrania, es decir, la información juntada directamente de personas que alegan ser víctimas de violaciones de derechos humanos, así como sus familiares, testigos, abogados o cualquier persona que alegue tener conocimiento sobre las violaciones de DDHH.

“La información obtenida siempre se verifica a través de varias fuentes para determinar su credibilidad… para posiblemente ser utilizada como ilustración de un caso o determinar tendencia. El monitoreo a distancia -como es el caso de Crimea- es más exigente, en gran parte porque se necesita más tiempo para verificar la información y no hay posibilidad de comunicarse con las autoridades. Sin embargo, el monitoreo diario, así como la gran cantidad de información obtenida a través de entrevistas directas, incluso por teléfono o skype, así como la cantidad y diversidad de personas con las que hablamos, muchas de las cuales viven en Crimea, nos permiten tener una imagen precisa y evaluación de acontecimientos, desafíos y tendencias de los derechos humanos. Al final, todas nuestras entrevistas son confidenciales”, agregó Yakovleva, hablando de los métodos de comunicación con los crimeos.

Si los representantes de la Comunidad Ucraniana de Crimea no están de acuerdo con la resolución de la ONU, les presentamos conclusiones hechas por otras organizaciones internacionales. La única organización de protección de los Derechos Humanos que sigue observando la situación en Crimea –Human Rights Watch– y que también denunció las violaciones en Crimea este año. La conclusión de su último informe fue que “las persecuciones contra los tártaros de Crimea se está intensificando”.

Los ejemplos de las violaciones de los DD. HH. de Crimea también son constantemente presentados por Amnesty International.

Después de que la resolución sobre Crimea fue aprobada en la AG de la ONU el 19 de diciembre, muchos medios de información rusos dudaron de su contenido y publicaron varios artículos manipulativos. Entre ellos TASS, Pravda.ru, RIA , Rambler.ru y otros.

«Diputado crimeo: los datos de la resolución de la AG de la ONU obviamente no fueron recibidos en Crimea», RIA