Una vez más una nota falsa fue difundida por el canal de televisión italiano que pertenece a la familia Berlusconi.

Se trata sobre la muerte de un fotógrafo italiano; Andrea Rochelli, quien fue asesinado a fines de mayo de 2014 cerca de Slaviansk. Para crear esa nueva página de desinformación para los italianos fue llevada a cabo con la participación de los padres del fallecido.

Fue un intento para mostrar a las autoridades ucranianas bajo una luz mala, de las cuales dependía poco el proceso de la investigación del asunto.

Para entender mejor porque el reportaje del canal TG5 contiene errores e inexactitudes intencionales debemos analizarlo.

tg5

En 00:20 el corresponsal dice:

“El 24 de mayo de 2014 el fotógrafo Andrea Rochelli, de 31 años de edad, fue asesinado junto con el periodista ruso Andrey Mironov en un camino rural en Ucrania. Durante 15 minutos ellos trataron de escapar de los proyectiles de artillería, que caían sobre ellos desde arriba. Eso fue un tiroteo preciso e intencional, el ejército ucraniano tuvo en este entonces el control completo de esos territorios, pero las autoridades niegan su responsabilidad y la investigación conducida en Kyiv se ve como una desorientación. Todavía no hay resultados de los estudios balísticos y los padres esperan la verdad”.

El ejército ucraniano no tuvo ese territorio bajo su control donde fue asesinado Rochelli: el 12 de abril de 2014 la ciudad de Slaviansk fue ocupado por las tropas rusas y los combatientes apoyados por ellos. De nuevo volvió al control de los ucranianos el 5 de julio de 2014. El único lugar donde estaban las tropas ucranianas por ahí era el monte Karachún, la localidad desde donde se observa Slaviansk y que —a pesar de las batallas— no fue conquistada por los rusos. La localidad fue atacada diariamente y tiroteada por las tropas rusas.

En el vídeo podemos ver como bombardearon Karachún.

La otra cosa de desinformación del reportaje italiano toca a la investigación y los estudios balísticos. En realidad ya que el lugar fue controlado por las tropas rusas y separatistas y Andrea fue llevado al lado ruso para la ayuda médica. Los rusos y separatistas de Donbás confirmaron e informaron sobre su fallecimiento. Por lo tanto Ucrania no pudo investigar evidencias en el lugar de la tragedia.

El comandante de las fuerzas ocupantes en ese entonces era Viacheslav Ponomariov. El mismo fue quien detuvo al periodista de EE.UU., Simon Ostrovsky.

Las autoridades italianas a través de la Embajada de Italia en Moscú tienen que pedir las explicaciones al lado ruso para saber si fue realizada la investigación sobre el fallecimiento del fotógrafo, porqué los separatistas y rusos les permitieron a los periodistas acercarse al punto de fuego con un auto civil y porqué pasaron por el punto de control separatista.