atEl sábado 24 de marzo los medios rusos difundieron una declaración de la Embajada de Rusia en Londres, en la cual se decía que los expertos británicos supuestamente habrían confirmado el desarrollo de los agentes de guerra químicos. Según la Embajada rusa, el director ejecutivo del Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa del Reino Unido en Porton Down, Gary Aitkenhead, atestiguó el desarrollo de venenos militares en el Reino Unido.

Inicialmente, esta información apareció en el sitio web de la Embajada de Rusia y fue recogida rápidamente por NTV, RT en Rusia y NewsFront.

El jefe del laboratorio secreto británico confirmó el desarrollo de sustancias venenosas de guerra, la Embajada rusa

La base de esta afirmación es una historia de la BBC sobre el Porton Down que contiene una breve entrevista con Gary Aitkenhead. El jefe del Porton Down le dijo a la BBC que es imposible que se haya filtrado alguna sustancia de la instalación, ya que este laboratorio tiene los niveles más altos de controles de seguridad.

El jefe del Porton Down: no hubo la fuga de Novichok del laboratorio británico

«No se nos permitiría operar si tuviéramos una falta de control ya que como resultado algo podría salirse de las cuatro paredes de nuestros laboratorios. No hay forma de que el agente se hayan llevado. Tenemos plena confianza de que nada podría haber venido de aquí afuera», dijo Aitkenhead.

Los medios propagandísticos rusos siguieron el ejemplo de la Embajada rusa e inmediatamente comenzaron a torcer y manipular las palabras de Aitkenhead. Según la Embajada rusa, al afirmar que era imposible que algo saliera del Porton Down, los británicos «confirmaron que esta instalación secreta está desarrollando y estudiando nuevos agentes químicos».

Desde el envenenamiento de Skripal a principios de marzo, los medios rusos han afirmado repetidamente que el agente nervioso usado contra Skripal y su hija fue desarrollado en el Reino Unido. La máquina de la propaganda de Rusia incluso ha publicado historias que afirman que el Reino Unido no solo continúa desarrollando armas químicas, sino que incluso está construyendo nuevas instalaciones para la fabricación de dichas armas.

Sir David Pepper, el presidente del consejo del Porton Down le comentó a la BBC que tales afirmaciones son una completa tontería.
«Esta es una organización de la seguridad nacional. Y sabemos que los rusos han estado sugiriendo que ciertos edificios son para hacer la guerra química y eso es pura basura «, dijo Pepper.

Después de que el ex doble agente ruso Sergei Skripal y su hija fueran encontrados inconscientes el 4 de marzo en un banco en Salisbury, al suroeste de la capital británica, Londres, se produjo un altercado diplomático entre el Reino Unido y Rusia. El Reino Unido cree que los Skripals fueron envenenados con un agente nervioso-paralizante creado en la era soviética llamado Novichok.
Gran Bretaña junto con otros países de la UE y los EE. UU., acusan a Rusia por el envenenamiento.