Moldova le rinde Transnistria a Rusia para poder unirse a la OTAN, así informaron los medios rusos el 5 de febrero.

Svpressa.ru, IZ.ru, RIA.ru y otros afirmaron que Chisinau oficialmente rechazó la idea de la reintegración de los territorios ocupados por Rusia a favor de la cooperación con la Alianza del Atlántico Norte.

Lenta.ru también afirmó que “si Transnistria es un tropiezo para el ingreso a la UE y a la OTAN, pues el país está listo para rechazarlo”.

Además señalaron que es la UE la que fuerza a Moldova a rechazar esa parte de sus territorios: “Si resulta que los países con problemas territoriales no resueltos no pueden unirse a la UE, Chisinau está lista para rechazar la reintegración con Transnistria”, resume Vesti.ru.

“Moldavia empuja a Transnistria a Rusia. Chisinau está listó rendirse de Tiraspol para la eurointegración”

En sus publicaciones, los medios rusos se refieren a las palabras del jefe del parlamento moldavo, Andrian Candu, quien concedió una entrevista el 4 de febrero para el medio ucraniano Eurointegration. Candu abordó una amplia gama de temas, incluidas las relaciones con Rusia y la reintegración de Transnistria. Habló sobre los planes del país para unirse a la Unión Europea.

En la entrevista, el político moldavo dijo que el tema de la reintegración de Transnistria sobre los derechos de autonomía en el país han salido del punto muerto y que este problema debería resolverse “a mediano plazo”.

Andrian Candu: ¿Rechazo de la eurointegración? No será a costa del regreso de Transnistria!

En cuanto a las intenciones de la Unión Europea para expulsar a Moldavia de los territorios ocupados a cambio de unirse a la UE, esto es pura mentira de la desinformación pro-Kremlin.

La entrevista se centró en lo que el gobierno moldavo puede ofrecer a Rusia a cambio de la desocupación de Transnistria. Andrian Candu dijo que, para obligar a Rusia a renunciar al control de este territorio, podrá recibir ciertas garantías por parte de Moldova.

“Podemos llegar al acuerdo con Rusia, si le damos las garantías de que Moldova no se unirá a la OTAN, así como garantías de que no se unirá con Rumania, junto con garantías de que la población rusa no será privada de sus derechos según los estándares internacionales a las minorías étnicas. Entonces podremos acordar sobre una misión internacional de mantenimiento de la paz en Transnistria y no una rusa sobre la exportación (o liquidación) del enorme depósito de armas que se encuentra allí. Al mismo tiempo, le daremos a Transnistria la mayor autonomía posible, incluso más amplia que la que tiene Gagauzia”, dijo Candu.

Es decir, por el bien de la reintegración de Transnistria en Moldova, las autoridades están dispuestas a garantizar a Rusia que no se unirán a la OTAN y ni con Rumania.

Sin embargo, el liderazgo ruso no puede obligar a Chisinau a abandonar oficialmente el rumbo prooccidental del país y la entrada en la Unión Europea, agregó Candu. Es Rusia la que puede poner tales condiciones, y no las políticas de la Unión Europea.