Incluso cubriendo la visita de Vladimir Putin al Vaticano, los medios de propaganda pro-Kremlin no pudieron detenerse de publicar  noticias falsas. Así, el 5 de julio, los medios pro-Kremlin informaron que el Papa Francisco le entregó a Vladimir Putin la medalla del Ángel Guardián de la Paz. Como las fuentes de esta información indican a Ramzan Kadyrov (el líder checheno) y al secretario de prensa de Putin, Dmitry Peskov. Además, los propagandistas agregan que tal medalla solo se entrega una vez en cien años. Sin embargo, la noticia resultó ser falsa: no existe tal medalla, y el Papa en realidad llamó a Putin a la paz y recordó la destructividad de la guerra con una medalla oficial conmemorativa.

La noticia falsa fue publicada por:  Комсомольская Правда, РБК, Звезда, EurAsia Daily, Российская ГазетаNews24UA, НТВ e Интерфакс

Zvezda: Ángel Guardián de la Paz – el Papa entregó a Putin una medalla única.

KP.ru: El Papa entregó a Putin una medalla única Ángel Guardián de la Paz

En las noticias publicadas, los medios rusos escriben que la medalla se llama Ángel Guardián de la Paz y que este «premio se otorga una vez cada cien años y en los últimos 462 años, Putin se ha convertido en el quinto ganador». Todos escriben que, supuestamente, Francisco reconoció los méritos de Vladimir Putin para establecer la paz en el mundo.

Sobre la “medalla única” publicó en una mensajería Telegram el 5 de julio, el líder de Chechenia, Ramzan Kadirov. Lo dicho por él fue negado por Kavkaz.Realii

Kavkaz.Realii: Kadyrov se equivocó. A Putin no le daban una medalla Ángel Guardián de la Paz

No obstante, algunas publicaciones rusas decidieron obtener la confirmación de esta información del secretario de prensa de Putin y Dmitry Peskov les dijo: «El Papa le dio a Putin esta medalla».

En realidad el Papa Francisco le regaló a Putin una medalla oficial conmemorativa; no es un premio, tampoco una medalla al mérito. Como informa VaticanNews en ruso sobre el intercambio de regalos durante una visita oficial a Vaticano: “… El Santo Padre le entregó al presidente ruso una medalla oficial conmemorativa dedicada al centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, así como copias de su mensaje en el Día Mundial de la Paz el 1 de enero de 2019, la advertencia apostólica Gaudete et exultate sobre el llamado a la santidad en el mundo moderno…”.

Vatican News

La medalla conmemorativa que Putin recibió desde las manos del Papa no se nombra Ángel Guardián de la Paz. La experta ucraniana en comunicaciones religiosas, Olena Kulygina, en su publicación en Facebook llamó la atención a este hecho y alertó a los medios ucranianos de verificar los hechos antes de publicar noticias que simplemente repiten las narrativas de la propaganda rusa. 

“'Nothing is lost with peace, everything can be lost with war'”. Знову прикро констатувати, що українським журналістам…

Posted by Олена Кулигіна on Sunday, July 7, 2019

Como explica el Servicio de Información Católica, es la medalla para conmemorar el sexto año de Pontificado del Papa Francisco:

“Obra de la artista Chiara Principe, la medalla se caracteriza en su verso por la imagen de una paloma, de la cual se propagan rayos de luz concéntricos que iluminan el escudo papal y se refieren simbólicamente a los dones que el Espíritu Santo da a la Iglesia. Debajo, el nombre de la artista. En el borde se encuentra la inscripción “E CIVITATE VATICANA” y junto a ella, el número de la medalla. En el reverso, la paz triunfa en su parte superior, en donde se observa una rama de olivo y el abrazo de la madre al niño. En la parte inferior está representada la guerra, con un alambre de púas, símbolo de coerción y violencia. La encargada de dividir estos dos escenarios tan diferentes es la tradicional flor de amapola, símbolo de los caídos en la guerra. En la medalla también aparece la frase “Nada se pierde con la paz. Todo se pierde con la guerra” tomada del Mensaje radiofónico de Pío XII el 24 de agosto de 1939. Después de un siglo del final de la Primera Guerra Mundial, la elección entre paz y guerra sigue siendo para todos aun dramáticamente diaria”.

Servicio de Información Católica

La medalla conmemorativa fue emitida el 26 de julio de 2018, por lo tanto la frase «premio se otorga una vez cada cien años y en los últimos 462 años, Putin se ha convertido en el quinto ganador» no tiene sentido. 

Además, la frase de Pío XII fue repetidamente mencionada por el mismo Papa Francisco, llamando a establecer la paz y acabar con las guerras y conflictos armados. Una medalla con tal frase es esencialmente una apelación diplomática no verbal del Vaticano.

Tales medallas en oro, plata y bronce estarán disponibles para la compra de los coleccionistas, y también están siendo entregadas por el Papa durante las reuniones internacionales o para los empleados de la Curia Romana. 

Por lo tanto, no es correcto hablar de este regalo y un gesto de diplomacia como un premio al mérito.

El Vaticano oficial en repetidas ocasiones ha llamado para la paz, y el Papa Francisco recuerda regularmente los países donde se llevan a cabo las operaciones militares, incluido el este de Ucrania. Durante su reciente reunión con los obispos ucranianos, el Papa declaró que «se está llevando a cabo una guerra híbrida en el Donbás, marcada por un sello de propaganda y manipulación».

Para agregar, no es la primera vez que, ante la entrega de una medalla conmemorativa los medios se confunden con una aprobación del Papa. Anteriormente, los medios de comunicación holandeses informaron sobre una medalla conmemorativa para una activista que apoya el aborto en los Países Bajos, Lilianne Plumen, quien recibió una medalla en diciembre de 2017. El medio Truth or Fiction confirmó la presentación de la medalla, señalando que el Vaticano oficialmente hizo esto no en apoyo de las opiniones de la activista, sino como «una práctica diplomática».