Manipulación: Ucrania no quiere firmar la declaración para la prohibición de torturas en el Donbás

Los medios pro-Kremlin siguen manipulando con el tema de la aplicación de torturas en la guerra del Donbás, fomentada por la agresión rusa contra Ucrania. Así, el 25 de julio los noticieros digitales prorrusos Centro Informacional de Lugansk y Ukraina.ru publicaron una noticia que decía que la parte ucraniana, supuestamente, se niega a reconocer las torturas en el territorio ocupado y se opuso a la firma de una declaración que prohíbe la violencia física en el Donbás. Tal información fue emitida después de la reunión del grupo trilateral en Minsk. Los medios rusos y prorrusos citan a la representante de los separatistas de Lugansk, Olga Kobtseva.

“Se planteó la cuestión de la posición de Ucrania con respecto a la firma de la declaración contra la tortura y la violencia a las personas detenidas y Ucrania, en nombre de su representante Iryna Gerashchenko, no apoyó la declaración”, afirmó la representante de los milicias de Lugansk, Kobtseva.

«Kyiv se negó firmar la declaración que condena torturas, Kobtseva»
«Ucrania se negó aprobar la declaración que condena torturas»

StopFake pidió comentarios a Yevhenia Andreiuk, activista de los derechos humanos y especialista en derecho internacional. Ella explicó que Ucrania no puede renunciar de manera independiente a sus obligaciones sobre el no uso de la tortura.

“Hay normas internacionales básicas que involucran a todos los países del mundo. Categóricamente prohíben las torturas de los prisioneros y de la gente común. Tales reglas son obligatorias para todos los Estados, independientemente de si firmaron algún acuerdo en particular o no”, contó Andreiuk.

“La prohibición de la tortura es ahora una prohibición tan absoluta en el derecho internacional que, de alguna manera, es simplemente imposible decir en cualquier declaración que un Estado lo rechaza. En las relaciones internacionales modernas, que se construyen e incluyen las obligaciones de proteger los derechos humanos, ningún Estado lo pronunciaría en voz alta”, subrayó Andreiuk.

Yevhenia Andreiuk

Acerca de esta precisa noticia, tal declaración de la cual hablan los separatistas es absolutamente manipuladora. A los propagandistas les faltó mencionar las razones por las cuales Ucrania no quiso firmar el documento.

Esta decisión de la delegación de Ucrania viene dictada por el hecho de que Rusia se negó a asumir la responsabilidad por el uso de torturas en los territorios ocupados de las regiones de Donetsk y de Lugansk; en la versión original de la declaración culpó a los grupos separatistas locales.

«La representante de Ucrania en el subgrupo humanitario del Grupo de Contacto Trilateral para la solución pacífica de la situación en la región del Donbás, Iryna Gerashchenko, insistió en que en la declaración esté incluida la responsabilidad de Rusia y la condena de sus acciones. Eso os aclara lo que realmente sucedió: es obvio que el texto propuesto por las llamadas «repúblicas» fue sobre la condena de la tortura o la negativa de Ucrania y sus propias entidades militares, pero no se mencionó a Rusia. Sabemos que los militares rusos están involucrados tanto en el conflicto como en la tortura, por lo tanto, ese texto seguirá incompleto si no menciona la responsabilidad de Rusia», agregó Andreiuk.

 

Otra razón por la cual la parte ucraniana ignoró la declaración propuesta por los combatientes separatistas fue la negativa de Rusia de permitir al Comité Internacional de la Cruz Roja acceder a los territorios ocupados, incluida Crimea.

El 25 de julio Iryna Gerashchenko, la representante de Ucrania, explicó sus acciones en una publicación en su perfil de Facebook.

“El coordinador de la OSCE, Toni Frisch, ya desde hace unos meses propone al grupo aprobar la declaración conjunta para condenar las torturas. Por la insistencia de la parte ucraniana, que a priori condena cualquier método ilegal de presión y tortura de los detenidos, después de meses de discusiones infructuosas, en la declaración fue introducido el punto de la admisión del Comité Internacional de la Cruz Roja en las cárceles del Donbás ocupado. Pero mantenemos la posición de que esta declaración no será efectiva si no incluye un párrafo sobre el acceso inmediato y sin restricciones de la Cruz Roja a los prisioneros ucranianos en Rusia y en los territorios ocupados, incluida Crimea. ¡Esto es importante!”, escribió Gerashchenko.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1808582225896249&set=a.108271032594052.22896.100002334671715&type=3&theater

Yevhenia Andreiuk señala que Rusia, durante los últimos 4 años, ha especulado con el tema de la admisión de las organizaciones internacionales en la Crimea ocupada. Andreiuk dijo que los líderes rusos declaran que están dispuestos a permitir la presencia de observadores en la península, pero con una condición: la misión debe visitar Crimea desde el territorio ruso. Es decir, Rusia obliga a las organizaciones internacionales a violar la legislación de Ucrania y llegar a la península a través de puntos de control ilegales. Por lo tanto, en Rusia quieren intentar legalizar la ocupación de la península ucraniana.

“Rusia no desea lanzar ninguna misión internacional para monitorear Crimea en el marco de estándares internacionalmente aceptados. Los relatores especiales de las Naciones Unidas pidieron el acceso a Crimea como debería ser; a través del territorio ucraniano. Rusia en respuesta dice que, por supuesto, pueden venir a Crimea, pero solo en el marco de su visita a Rusia. Rusia está manipulando mucho con este problema”, explica Andreiuk.

Por su parte Rusia no está interesada en darles el acceso a los observadores internacionales a

Crimea por una única razón: cualquier observador independiente en la península puede hacer una evaluación objetiva de lo que está sucediendo en Crimea y las autoridades del Kremlin no podrían influir en su informe. Por lo tanto, la amplia comunidad internacional puede descubrir en qué condiciones reales están los presos políticos ucranianos y tártaros en Crimea.