Un experto ruso (de la Crimea ocupada) y jefe del grupo de trabajo sobre asuntos legales internacionales en la llamada representación permanente de Crimea, Alexander Molokhov, declaró que Ucrania no tiene derecho al estrecho de Kerch, así como a hacer reclamaciones a Rusia sobre sus maniobras marineras en los mares Negro y Azov. El motivo de tal comentario fue el comienzo de la consideración por parte del tribunal el 10 de mayo de la reclamación de Ucrania sobre la incautación de barcos ucranianos con tripulación en el estrecho de Kerch (el 25 de noviembre de 2018). Rusia se negó a participar en las reuniones tribunales. Según Molokhov, las «reclamaciones» de Ucrania al estrecho de Kerch son «absolutamente inapropiadas».

«La solicitud de Ucrania al Tribunal Internacional para el Derecho del Mar se refiere al supuesto estatus ucraniano del estrecho de Kerch y del mar territorial adyacente a Crimea. Esta afirmación es absolutamente inapropiada», dijo el oficial ruso.

RT: «En Crimea estimaron el reclamo de Ucrania al Tribunal Internacional»

RIA: «Las reclamaciones inapropiadas: en Crimea evaluaron la posición de Kyiv sobre el estrecho de Kerch»

Según Rusia, Ucrania ha perdido todos los derechos para el estrecho de Kerch tras la anexión de la península. Sin embargo, según todos los estándares internacionales, Kyiv tiene pleno derecho a utilizar los mares Negro y Azov. Incluso el estado de la península ucraniana «temporalmente ocupada» no priva a Ucrania del derecho a la navegación en sus mares internos. Según el artículo 44 de la Convención Internacional de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, los Estados que bordean el estrecho no tienen el derecho de impedir el transporte internacional en esos lugares.

“Los Estados que bordean los estrechos no deben impedir el paso del tránsito y, por lo tanto, deben notificar cualquier peligro para la navegación o sobrevuelo en el estrecho que conozcan. No debe haber suspensión del paso de tránsito”, dice el documento de la ONU.

ONU

Además, Ucrania y Rusia no pusieron las divisiones por los mares Negro y Azov. Hay una serie de tratados, leyes y regulaciones interestatales que garantizan el libre uso de las aguas tanto de Ucrania como de Rusia.

En diciembre de 2003, los países firmaron el acuerdo principal Sobre la Cooperación en el Uso del Mar de Azov y del Estrecho de Kerch, lo ratificaron y lo reconocieron como legal. Según el documento, cualquier embarcación, incluidos los buques de guerra, puede utilizar libremente el área de agua y el estrecho. Se enfatiza que todas las cuestiones relacionadas con el Mar de Azov y el estrecho de Kerch se resuelven «mediante consultas y negociaciones, así como por otros medios pacíficos de elección de las partes».

El Acuerdo en la página web de la Rada Suprema

En 2012, el Gabinete de Ministros de Ucrania y el Gobierno de Rusia concluyeron un acuerdo adicional para garantizar una navegación segura en el mar de Azov y en el estrecho de Kerch. El documento en su conjunto se refiere a cuestiones técnicas de seguridad en el área de aguas, pero el artículo 6 del tratado enfatiza que «nada en este acuerdo aborda la cuestión de la delimitación de espacios marítimos entre Ucrania y la Federación de Rusia y no perjudica sus posiciones a este respecto».

El Acuerdo en la página web de la Rada Suprema

Todos estos documentos siguen siendo relevantes para los acuerdos y tratados existentes. En consecuencia, Rusia ha violado las disposiciones básicas sobre el uso pacífico y recíproco del estrecho de Kerch, no solo de conformidad con las convenciones internacionales, sino también en contra de los acuerdos interestatales. Además, independientemente del hecho de la anexión de Crimea, Ucrania tiene los mismos derechos al estrecho que Rusia.