Los medios de la propaganda rusa ya han declarado que las elecciones presidenciales ucranianas que se celebrarán en marzo de este año no serán legítimas porque el MAE de Ucrania “ha quitado el derecho de votar a sus ciudadanos que viven en Rusia”. Tales noticias aparecieron a fines de diciembre en Regnum, Zvеzda, Ukraina.ru y otros noticieros. La causa de tal información fue la resolución de la Comisión Electoral Central de Ucrania del 31 de diciembre sobre el cierre de los centros de votación en la Federación Rusa. Los medios rusos concluyeron que tal decisión no es legítima, no tiene fundamentos y revela la falta de democracia en el país.

El noticiero Ukraina.ru citó al miembro de la Comisión Electoral Central de Rusia, Yevgeny Shevchenko, en este contexto: “En Kyiv, entienden que un gran número de personas que eligieron Rusia para su lugar de residencia y trabajo huyeron del régimen de Poroshenko, nunca apoyarán a un gobierno que aliente las marchas de Bandera y la glorificación del fascismo”.

Regnum: «Las elecciones presidenciales de Ucrania serán ilegítimas por la clausura de los centros de votación en Rusia»

La Comisión Electoral Central de Ucrania decidió liquidar cinco centros de votación ubicados en el territorio de Rusia, sobre la base de una petición del Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania del 19 de diciembre de 2018. Según el decreto de la Comisión Electoral Central, los sitios se trasladaron a las Embajadas de Ucrania en Georgia, Kazajstán y Finlandia. Allí los ucranianos que viven en Rusia podrán votar.

Los números de los centros de votación liquidados y las direcciones de su nueva ubicación se puede ver encontrar en el sitio web oficial de la Comisión, precisamente en el anexo a la Resolución N.o 274.

El jefe del MAE de Ucrania, Pavlo Klimkin, explicó la necesidad de transferir los centros de votación de Rusia a otros países con el hecho de que Rusia es un país-agresor contra Ucrania, por lo tanto es por lo menos peligroso llevar a cabo la votación allí.

Zvezda, el canal de TV perteneciente al Ministerio de Defensa de Rusia, reportó que el ministro no explicó bien qué es lo que amenaza específicamente a quienes quieren votar. Sin embargo, es una mera manipulación, ya que Pavlo Klimkin en un comentario amplio en el noticiero Ukrainska Pravda explicó con detalles lo que puede ser peligro de la realización de elecciones en el territorio del país-agresor para los mismos ucranianos que residen en Rusia.

“Según las encuestas, en septiembre de 2018, el 56% de la población de Rusia tenía mala o muy mala actitud hacia los ucranianos. Por lo tanto, no podemos garantizar que no se organizarán provocaciones peligrosas el día de las elecciones. Los votantes ucranianos, nuestros empleados y, al final los propios edificios de las agencias diplomáticas, pueden sufrir daños. Además, no hay duda de que todos los que participan en la votación seguramente se encontrarán bajo la supervisión del FSB y estarán en riesgo de ser víctimas de la represión en un futuro próximo. Ya tenemos decenas de ucranianos como presos políticos en los prisiones de Rusia, bajo procedimientos falsificados”, escribió Klimkin.

Колонка Pavlo Klimkin для Українська правда ⤵️

Posted by Міністерство закордонних справ України / MFA of Ukraine on Wednesday, January 2, 2019

Además, Pavlo Klimkin citó datos estadísticos: actualmente hay alrededor de 2,5 millones de ucranianos viviendo en Rusia. Sin embargo, su interés en las elecciones no se había observado como alto: durante las elecciones presidenciales de 2014, se contaba con 49 418 ucranianos en Rusia en las listas de votantes, pero la participación fue escasa y solo 1134 de ellos votaron. Klimkin hizo hincapié en que los ucranianos que habitan en Rusia temporalmente podrán votar en el lugar de registro; todo lo que deben hacer es revisar las listas con anticipación. Todos los demás pueden, con seguridad y de acuerdo con todas las normas democráticas y estándares internacionales, votar en las elecciones en las embajadas de Ucrania en Georgia, Finlandia o Kazajstán.

Por lo tanto, los ciudadanos de Ucrania, ubicados en el territorio de Rusia, no se vieron privados de la oportunidad de participar en las elecciones presidenciales en 2019.